La industria de alimentación y bebidas ha reclamado la necesidad de contar con medidas fiscales y proteger la cadena alimentaria para impulsar su labor en la España Vaciada, donde están presentes en el 70,7% de este territorio, además de que se evite la demonización de sus productos y de su actividad.

El director general de FIAB, Mauricio García de Quevedo, ha reclamado estas propuestas para impulsar su desempeño en el medio rural, donde generan más de 305.000 empleos, según se desprende de los datos del informe 'La contribución de la industria de alimentación y bebidas a la España Vaciada', impulsado por la federación con la colaboración del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y Cajamar Caja Rural.

García de Quevedo ha resaltado la necesidad de contar con incentivos fiscales que promuevan la actividad económica, así como el equilibrio fiscal, que considera "fundamental", y evitar la penalización con impuestos sobre actividades claves en la dinamización de estas zonas como la hostelería o la restauración, entre otras. Otro de las propuestas es la "protección" de la cadena alimentaria. "Hay que poner en valor el sector y luchar contra la demonización de productos e ingredientes. Hay que regular, pero no demonizar, cuando se ha visto que crea riqueza y bienestar a la zona", ha asegurado.

García de Quevedo ha resaltado que también es "esencial" apoyar el emprendimiento, dar facilidades a la reindustrialización de zonas rurales y estimular el relevo generacional, mientras que será "clave" la digitalización para poder contar con una "economía conectada y eficiente" con nuevas infraestructuras, una red de comunicaciones y transporte mejorada.

Agentes vitales

De esta forma, la industria de alimentación y bebidas se confirma como un agente vital para el medio rural, ya que permite fijar una población de 834.737 personas, es decir, el 17% de la población de la España Vaciada se asocia con la actividad del sector. Además, de los más de 2 millones de empleos directos e indirectos que genera el sector a nivel nacional, el 15% se localiza en la España Vaciada, un total de 305.424 puestos de trabajo.

"Nuestra industria es un importante agente de conexión entre el mundo rural y el urbano. Impulsar la industria de alimentación y bebidas es impulsar a la España Vaciada, porque contribuimos a fijar población, a la creación de riqueza y contribuimos a las arcas públicas", ha recalcado García de Quevedo.

De esta forma, el sector confirma su trascendencia para el desarrollo laboral en estas zonas menos pobladas, ya que el 17,2% del total del empleo en estos municipios se asocia a la industria de alimentación y bebidas, mientras que para el conjunto de España este porcentaje representa el 10%.

El informe destaca la aportación en el empleo femenino, ya que, con una tasa del 31%, la industria agroalimentaria es la rama en la que menos se acusa la brecha de género respecto al conjunto nacional, y suma más de 17.400 puestos de trabajo desempeñados por mujeres de la España Vaciada.

De esta forma, a través de su impacto directo e indirecto, la aportación al PIB de la industria de alimentación y bebidas en toda España es del 10,6%, un porcentaje que se eleva al 16,2% en las zonas de la España Vaciada, destacando el peso de la actividad del sector.

La industria de alimentación y bebidas genera un impulso en el sector de las telecomunicaciones de 273 millones de euros en la 'España Vaciada'

El informe, realizado por Kreab, confirma que el tejido empresarial de los alimentos y bebidas está en gran medida ligado al medio rural. El 74% de estas están localizadas en localidades de menos de 50.000 habitantes. Concretamente, de las más de 30.000 empresas que componen la industria, el 15,6% se asienta en la España Vaciada, mientras que para el conjunto de la economía este porcentaje supone el 8,8%, lo cual revela la capacidad dinamizadora del sector en estos territorios.

Respecto a la aportación a los ingresos públicos, de los más de 35.000 millones de euros que la industria aporta a nivel nacional, un total de 5.876 millones de euros proceden de estas zonas despobladas la España Vaciada, lo cual arroja una media de 516.423 euros por municipio en los que se encuentra presente.

De esta forma, la actividad industrial ha permitido impulsar nuevas infraestructuras y servicios necesarios para su actividad, pero también para la dinamización de otros servicios e industrias conexas que redundan en el empleo, el desarrollo y el bienestar social de sus habitantes.

Así, la industria de alimentación y bebidas genera un impulso en el sector de las telecomunicaciones de 273 millones de euros en la España Vaciada. Del total de la actividad en telecomunicaciones que genera la industria, el 13,6% se localiza en estos municipios.

El estudio también revela cómo la industria puede ser fuente de riqueza y de creación de oportunidades económicas para las localidades, siendo especialmente relevante la actividad turística ligada a la gastronomía. Más de 100 millones de euros del gasto turístico, así como el 9% de las pernoctaciones en el medio rural está relacionada directamente con el sector de alimentación y bebidas.

Agricultura lamenta la demonización del medio rural

 Por su parte, el secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Fernando Miranda, ha destacado la importancia de la industria agroalimentaria que "permite fijar territorio" en la España Vaciada.

Respecto a las propuestas realizadas por FIAB durante la presentación, Miranda ha remitido al Ministerio de Hacienda el asunto de los incentivos fiscales. "Nos gustaría que el entorno fiscal favoreciera la actividad económica del medio rural", ha señalado, al tiempo que ha compartido la "importancia de reindustrializar" por el valor que da donde se instala.

Respecto a la demonización del sector y de determinados productos, el secretario general de Agricultura cree que se debe a la falta de conocimiento de cómo se producen los alimentos. "No se puede demonizar un sector que es tan importante para la economía española. Lo que hay que hacer es aislar los problemas que haya y mejorarlo", ha recalcado.