Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puig respalda el plan de ajuste de Almussafes para retener a Ford en la Comunitat Valenciana

El president avala la propuesta que los sindicatos defienden este jueves ante la cúpula europea de la automovilística

El antiguo presidente de Ford EU, Stuart Rowley, muestra a Puig el Kuga tras adjudicarlo a Almussafes

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado este jueves que el Consell hará "todo lo necesario para que Ford se mantenga en la Comunitat Valenciana". Así lo ha defendido en una comparecencia desde el Palau para avanzar las nuevas medidas sanitarias, en la que preguntado por el futuro de la planta valenciana se ha mostrado confiado en que la propuesta que llevan los sindicatos valencianos ante la dirección europea, que ha calificado de "solvente", retenga a la automovilística en la autonomía.

Dos representantes de UGT-Ford se encuentran en estos momentos en Colonia, donde tienen prevista una reunión crucial con la cúpula de la multinacional en Europa para preacordar un plan de ajuste para asegurar el futuro de la factoría valenciana, que compite con la de Saarlouis en Alemania para fabricar dos modelos eléctricos que Ford producirá en la UE. Tal como avanzó este diario, la oferta se basa en una congelación de salarios durante los próximos "cuatro o cinco años" y "recuperar la senda del IPC" cuando se fabriquen eléctricos, ya que los sindicatos vinculan siempre esos sacrificios a recibir las adjudicaciones. Asimismo, se están negociando otras "medidas de flexibilidad" que no se han concretado por la competencia que existe con Saarlouis.

Puig ha destacado que la automovilística es una empresa "muy importante" para la economía autonómica y que ha tenido un efecto "tractor" en el desarrollo del "muy potente" clúster del automóvil valenciano, que da empleo a más de 25.000 personas y aglutina a casi el 15 % del PIB industrial valenciano. Además, ha reivindicado que Almussafes "es la planta más competitiva que tiene Ford en Europa" y ha pedido que la toma de decisiones sea "en base a parámetros económicos" y que "no sean otros" los que imperen.

Asimismo, ha apuntado que la crisis del sector "va más allá de la pandemia" y se ha referido al "cambio de modelo" que está experimentando en esa "transición a la electrificación", que es el marco en el que ha defendido que se debe interpretar la situación que vive Ford en Europa. Según el president, este camino hacia las cero emisiones está teniendo "resultados graves" en la "dimensión" de esta industria, pero ha insistido en que el Consell "ha hecho y hará" todo lo necesario para retener a Ford.

Compartir el artículo

stats