Cosco Shipping Lines, naviera estatal de China, acaba de ampliar su servicio directo desde València y Algeciras a nuevos recintos en África occidental tras el incremento del comercio exterior entre ambas regiones. A los destinos ya ofrecidos de Dakar (Senegal), Tema (Ghana) y Lomé (Togo), se suman ahora los de Onne (Nigeria), Abidjan (Costa de Marfil) y Cotonou (Benín). Esta línea de navegación tiene periodicidad quincenal y está cubierta por los portacontenedores Violeta B, con capacidad para 1.730 TEU, y el Warnow Mate, de 1.496 contenedores.

Las principales rutas de importación y exportación que Cosco Shipping Lines ofrece desde València son Extremo Oriente, Oriente Medio, India y Pakistán, Australia, EE UU, Sudamérica, Costa Occidental de África, norte de Europa y Mediterráneo.

Además, la naviera también realiza esta ruta desde otros puertos de la Península Ibérica, como Barcelona, Vigo y Bilbao en España y Leixoes y Lisboa, de Portugal; también los canarios de Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife. Además, las cargas de transbordo procedentes del Mediterráneo, el mar Negro y otros puertos pueden conectar en València y Algeciras con este servicio.

Conexiones ferroviarias

En la expansión comercial de Cosco desde València ha influido la mejora de la línea València-Teruel-Zaragoza, una infraestructura clave porque garantiza la conexión de la terminal ferroviaria Zaragoza-Plaza con las dos marítimas, situadas en los puertos de València y Bilbao. Además, refuerza la conectividad del corredor cantábrico-mediterráneo. La naviera está presente en 105 países, da cobertura directa con 329 puertos, ofrece 398 rutas y tiene una flota de 420 buques propios. Opera en CSP Valencia Terminal, la más grande del Mediterráneo, una ubicación estratégica que la convierte en eje de paso de las principales rutas de transporte marítimo que conectan España con otros continentes.

Por otro lado, Cosco, junto con Valenciaport, ha puesto en marcha un proyecto para proporcionar, a través de una máquina dispensadora, los precintos de contenedores a los transportistas antes de dirigirse a las instalaciones de los exportadores. Esta iniciativa, según sus gestores, agilizará el proceso de exportación de contenedores y ayudará a evitar largas colas de camiones en los muelles.