Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 51% del nuevo empleo en las empresas valencianas será temporal, a pesar de la reforma

La CEV advierte de que las dificultades para captar profesionales especializados lastran la recuperación

Enrice Nomdedéu y Salvador Navarro, ayer, en la sede de la CEV.

La reforma laboral pactada recientemente entre Gobierno, patronal y sindicatos mayoritarios, en medio de la profunda huella que ha dejado la pandemia en el mercado de trabajo, no se convertirá en una herramienta suficiente para combatir el exceso de contratación eventual en la Comunitat Valenciana. El ‘Estudio de Tendencias del Mercado Laboral y el Empleo, Gestión de Talento y Necesidades de formación en 2022 en el contexto poscovid-19’, presentado ayer por la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), revela que el 51% de los nuevos contratos previstos por las empresas de la autonomía serán temporales y sólo un 36%, indefinidos.

Sobre el empleo y los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), recoge que solo un 18 % de empresas mantiene trabajadores en ERTE y de este porcentaje un 90 % tiene previsto recuperar a los trabajadores. Además, el 55 % de las empresas estima una tendencia de mantenimiento del empleo para el año 2022 si bien el 37,3 % afirma una tendencia de aumento neto del empleo. Respecto al impacto de la pandemia en el mercado laboral, el estudio destaca que ha sido mayor en personas menores de 30 años, mujeres y mayores de 45 años y en contratos eventuales o de obra y servicio.

El documento elaborado por la patronal, con la colaboración de Key Executive y la Generalitat, muestra la seria distorsión que existe en el mercado laboral valenciano. Y es que la pandemia está incrementado las dificultades para captar profesionales debido a la falta de formación o especialización, insuficiencia de dominio de otros idiomas y el déficit de interés, una circunstancia que “constituye un problema muy importante para la reactivación económica”. Por otro lado, indica que “la mayor afección de la crisis sanitaria en sectores con alto grado de feminización, los roles sociales y el teletrabajo podrían suponer un retroceso de las brechas por sexos en el mercado laboral”.

El mundo académico, que tome nota

El presidente de la CEV, Salvador Navarro, y el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, destacaron ayer que tener un mejor conocimiento de la evolución del mercado laboral “servirá para mejorar la empleabilidad de los trabajadores, especialmente de los que tienen mayores dificultades de mantenimiento del empleo o de inserción laboral, y para que el mundo académico tome nota de cuáles son las necesidades formativas e incorporen las competencias necesarias en sus currículos”.

En el plano de la formación, las empresas participantes valoran “muy positivamente” el avance que puede suponer la nueva ley de Ordenación de la FP para potenciar la FP y la FP dual, una modalidad cada vez más valorada. Además, el estudio revela que el nivel de intensidad de la innovación ha sido el factor clave para diferenciar los sectores y empresas que han tenido capacidad de adaptación y resiliencia de los que no han podido superar la crisis. En este sentido, destaca la capacidad de respuesta mostrada por la industria.

Compartir el artículo

stats