Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La construcción necesita más de 40.000 nuevos obreros por la avalancha de reformas

Las ayudas de los fondos europeos y el impulso de la Administración a las viviendas sostenibles dispara la demanda

Reforma de una vivienda en el barrio de Campanar de València. J.M. López

La patronal valenciana de la construcción advierte de que hacen falta más de 40.000 obreros nuevos para hacer frente a la avalancha de proyectos de rehabilitación por las ayudas de los fondos europeos de reconstrucción. Las empresas están teniendo problemas para encontrar albañiles y profesionales especializados como yeseros o encofradores. Un peón que carece de especialización comienza cobrando 1.100 euros al mes, pero en cuanto aprende el oficio sube "en poco tiempo" a los 1.600 euros.

Los fondos europeos Next Generation van a suponer una ayuda directa a la rehabilitación energética de edificios de más de 6.000 millones de euros, de los que 3.400 millones se destinarán directamente a la rehabilitación de viviendas. El Gobierno de España también ha fijado el objetivo de que se rehabiliten 1,2 millones de viviendas para que sean más eficientes dentro del Plan Nacional de Energía y Clima.

En este contexto, el presidente de la Confederación de Empresas de la Construcción de la C. Valenciana y del Consejo de la Fundación Laboral, Francisco Zamora, explicó ayer que han incrementado los cursos de formación. "Calculamos que en la Comunitat Valenciana hacen falta entre 40.000 y 50.000 trabajadores. Para trabajar en la construcción hay que pasar un curso de 20 horas de prevención de riesgos laborales. Sin el curso no se puede entrar en el sector porque sería una temeridad".

Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria se perdieron miles de empleos y los jóvenes no se han incorporado al sector

decoration

Zamora, que también preside la Federación Valenciana de Empresarios de la Construcción (Fevec), recordó que tras el estallido de la burbuja inmobiliaria se perdieron miles de empleos y tras la recuperación iniciada hace seis años los jóvenes no se han incorporado al sector. "Ahora los fondos europeos van a suponer una inyección muy fuerte de capital pero no hay mano de obra. A nivel nacional se calcula que hacen falta 700.000 nuevos trabajadores en tres años. Nosotros hacemos una estimación a un plazo más corto y lo ciframos en más de 40.000 obreros", subrayó. El representante de la patronal precisó que cuentan con tres centros de formación en Valencia, dos en Alicante y uno en Castelló que ofrecen cursos gratuitos para grupos de veinte personas. Además, hay centros privados homologados que ofrecen la formación previo pago.

Los demandantes de estos cursos son "gente joven que no tiene empleo, trabajadores del sector de la hostelería que desde que estalló la pandemia lo han pasado mal por los cierres temporales e inmigrantes latinoamericanos, magrebíes y subsaharianos". La Fundación Laboral dispone de una bolsa de trabajo con las personas que han superado el curso que está a disposición de las empresas.

Compartir el artículo

stats