Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UGT intentará evitar el demantelamiento de Nordex en La Vall d'Uixó y mantener el mayor número de empleos

Saéz critica el intento de deslocalización de la empresa "sin justificación"

Rueda de prensa de UGT

El secretario general de UGT en Castellón, Francisco Sacacia, ha señalado este jueves que el sindicato intentará durante las negociaciones con Nordex en La Vall d'Uixó que no se desmantele la empresa, que se mantenga el mayor número de puestos de trabajo y que las condiciones de los trabajadores que salgan sean "lo mejor posible".

Sacacia se ha pronunciado así en una rueda de prensa previa a la celebración de una asamblea informativa sobre la nueva reforma laboral al ser preguntado por la negociación que se ha abierto entre Nordex y los sindicatos tras anunciar la empresa dedicada a la fabricación de aerogeneradores la finalización de la actividad de fabricación en la planta de La Vall d'Uixó (Castellón) y un proceso de despido colectivo.

El dirigente de UGT ha criticado que la empresa "se quiere llevar la producción a otros sitios donde sea más económico producir", por tanto "a partir de mañana se verán cuáles son las intenciones de la empresa y UGT intentará evitar su desaparición, reducir el número de puestos que puedan estar afectados y que la gente que salga sea en las mejores condiciones".

Por su parte, el secretario general de UGT-PV, Ismael Sáez, ha destacado que si no estuviera en vigor la reforma laboral del PP de 2012, "en la que la administración renunció a la autorización administratriva previa en los expedientes de regulación de empleo", esta empresa no podría salir de aquí "si no tuviera el beneplácito de la administración o se alcanzara un acuerdo", es decir, "tendría condiciones para deslocalizarse bastante más duras y difíciles de las que tienen hoy".

Sáez ha explicado que ha trasladado a la eurodiputada socialista Inmaculada Rodríguez-Piñero su "preocupación" por la deslocalización de esta empresa, "especialmente teniendo en cuenta que su actividad va dirigida a uno de los sectores claramente vinculados en la lucha contra el cambio climático y las energías límpias y que está en el marco de las ayudas europeas".

"No parece razonable que en el marco de la estrategia europea y con las ayudas que se establecen empresas de este tipo actúen de una manera tan irresponsable, deslocalizándose sin justificación, al menos desde el punto de vista de los números, de la carga de trabajo y de los resultados", ha añadido.

El secretario general de UGT-PV ha señalado que el sindicato hará lo que esté en sus manos para resolver el problema y ha apuntado que la solución "es que reconsidere su posición y se quede en Vall d'Uixó, que es donde tiene que estar".

REFORMA LABORAL

Por otro lado, Ismael Sáez ha resaltado de la reforma laboral que dará seguridad a los trabajadores y a las empresas respecto a la normativa que ha de regir, y ha confiado en que en futuras legislaturas haya interlocutores "dispuestos a seguir avanzando en la modernización de las relaciones laborales". "Confiamos en que la patronal defenderá el diálogo social para pactar las normas de aplicación en el ámbito del trabajo y que no permitan imposiciones del Parlamento en función de las mayorías que se puedan constituir en el futuro que vayan contra ese diálogo social", ha dicho.

Según ha indicado, la reforma laboral reequilibra la negociación colectiva, pero "lo más importante es que por primera vez, en 40 años, se hace un esfuerzo para reducir la temporalidad, y los datos de enero y febrero lo demuestran con los contratos indefinidos que se han realizado".

El responsable de UGT en Castellón, Francisco Sacacia, ha destacado el efecto de la reforma laboral en la provincia durante el mes de febrero, "en el que casi el 30 por ciento de los nuevos contratos han sido indefinidos". Así mismo, ha recordado que pronto se desbloqueará el convenio de la hostería.

Lola Ruiz Ladrón De Guevara, secretaria de Acción Sindical de UGT-PV, ha señalado el "atasco" que sufre el convenio que afecta a oficinas y despachos, "donde se produce un agravio respecto al convenio de Valencia, ya que en Castellón se cobran 300 euros menos a igual trabajo".

Compartir el artículo

stats