El Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace), dependiente de la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, ha recibido un total de 52 solicitudes de ayuntamientos para acogerse al Programa de Alumbrado público de bajo consumo, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Así, ha precisado que del total de solicitudes recibidas, 11 proceden de ayuntamientos de Castellón, 21 de Valencia y las 20 restantes, de Alicante. El objetivo principal de esta propuesta es "facilitar la renovación de alumbrado con criterios de eficiencia energética".

Ivace Energía respalda económicamente el cien por cien del proyecto mediante una fórmula combinada de préstamo bonificado y subvención a fondo perdido, ha destacado la administración autonómica.

Este programa, ha agregado, está dirigido a los ayuntamientos de menos de 30.000 habitantes porque los municipios de menor tamaño, sobre todo los situados en zonas rurales, en muchas ocasiones no disponen ni de los medios técnicos necesarios, ni de suficiente presupuesto para acometer este tipo de proyectos.

El conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafael Climent, ha indicado que esta iniciativa tiene busca "ayudar a incorporar alumbrado público de alta eficiencia energética, reducir la factura de los municipios y avanzar, al mismo tiempo, hacia un nuevo modelo energético más sostenible".

El proyecto que se presente debe suponer un ahorro en energía eléctrica mínimo del 30% respecto al consumo anterior y entre las medidas de ahorro y eficiencia energética que se sufragarán está la sustitución de lámparas y luminarias por otras de mayor eficiencia energética y la implantación de reguladores de flujo lumínico y de los encendidos y apagados de los puntos de luz, adecuándolos por la noche a las necesidades reales de iluminación de las vías.

Gracias a este sistema se puede ahorrar el 45% de la energía consumida durante la noche, ha resaltado la Generalitat. Además, también se respalda la incorporación de relojes astronómicos, ajustados a la hora solar, para reducir el consumo. Estos relojes astronómicos permiten la programación diaria de encendido y apagado del alumbrado de acuerdo con la hora exacta de salida y puesta del sol.

La Generalitat ha concluido que la idea es "incentivar la renovación de los sistemas públicos de estos municipios con criterios de eficiencia energética, introduciendo los nuevos avances tecnológicos en materia de iluminación viaria".

Principal gasto energético

El alumbrado público en las localidades constituye el principal gasto energético y aunque es muy variable representa alrededor del 60% de la factura energética del municipio, ha asegurado la administración autonómica.

Ivace Energía estima que la renovación del alumbrado público en un pequeño municipio por uno eficiente con luminarias ledes reduciría un 70% el consumo energético de alumbrado. Esta reducción puede suponer un ahorro energético anual aproximado de 135.000 kilovatios hora aproximadamente, lo que en términos económicos supone una reducción de la factura energética de 17.000 euros al año, ha concretado la administración autonómica.