Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sector pesquero valenciano para su flota y deja sin producto fresco a los mercados

Las gasolineras de servicio automático también comienzan a cerrar por falta de suministro de combustible por parte de las petroleras

Buques de la cofradía de pescadores de València, ayer, en el puerto.

Las cofradías de pescadores de la Comunitat Valenciana, al igual que las del resto de España, mantendrán sus barcos amarrados hasta mañana miércoles, cuando los responsables de la Federación Nacional de Cofradías tienen previsto mantener un encuentro con el ministro de Agricultura, Luis Planas, para reclamar ayudas por el incremento del precio del combustible. El paro, que dejará sin suministros a las lonjas durante tres días, afecta a cerca de 600 barcos entre arrastreros, de cerco y artesanales, que generan un volumen de empleo directo e indirecto de 3.500 puestos de trabajo en la autonomía.

El presidente de la Comisión Interfederativa de Cofradías de Pescadores de la Comunitat Valenciana (Coincopesca), Vicente Pérez, lamenta la precariedad laboral del sector y confía en que la Federación Nacional de Cofradías y el Ministro de Agricultura "puedan encontrar una solución" como "ya se ha logrado en Francia, Italia o Portugal, donde ya se han bajado los precios".

Faltan suministros en gasolineras

Por su parte, las gasolineras sufren la huelga del transporte. La Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (Aesae) ha advertido de que algunas gasolineras de este tipo en Andalucía, Comunitat Valenciana y Murcia están empezando a tener problemas de suministro, lo que podría generalizarse si continúa el paro de los transportistas. A través de un comunicado, asegura que algunas de las más de 1.300 gasolineras automáticas que hay repartidas por toda España "sufren problemas de suministro".

Como consecuencia de la actual huelga de transporte, Plenoil se vio obligada a cerrar durante algunas horas y de manera puntual algunas de sus estaciones de servicio, debido a las dificultades para lograr aprovisionarse de combustible en algunas zonas de Asturias, Albacete, Murcia y Ciudad Real. Sin embargo, la compañía ya ha restablecido la actividad en todos sus puntos físicos, y está poniendo todos los medios a su alcance para seguir garantizando el suministro en toda su red de gasolineras.

Plenoil lamenta las molestias que haya podido ocasionar a algunos de sus clientes ante esta situación sobrevenida y recuerda que, ante la grave crisis energética en la que estamos inmersos, su objetivo es vender combustible al menor precio posible, ofreciendo a sus clientes un servicio esencial para la movilidad".

 

Compartir el artículo

stats