Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Diez megafábricas de baterías para no depender de China

España se descolgó hace 3 años y ahora aprovecha la oportunidad de los fondos de reconstrucción

Diez megafábricas de baterías para no depender de China

La Unión Europea diseñó en 2017 un plan para impulsar la construcción de 10 gigafactorías de baterías en el continente con el objetivo de no depender de Cbina. El proyecto de Volkswagen es una de esas diez gigafactorías y es la primera del sur de Europa.

Sobre el papel, con mayor o menor grado de madurez, hay otra decena de plantas en tramitación. Una de las más reseñables, por capacidad , es la de Tesla en Berlín, que alcanzará los 100 gigavatios hora (GWh) anuales -frente a los 40 GWh de la de Sagunt- cuando esté a pleno rendimiento, pero hay muchas más. Destaca el volumen de inversión asociado a la puesta en marcha de una instalación industrial de estas características: unos 2.000 millones de euros de media. La guinda en inversión se la lleva la de Northvolt, en Suecia, con 4.360 millones de euros, seguida por la de Tesla, con 4.000 millones. Otras plantas son las de LG Chem en Polonia, SK Innovation en Hungría, Samsung SDI en Hungría, CATL en Alemania, y los dos centros impulsados por el Grupo Stellantis y Saft (Total) en Douvrin (Francia) y Kaiserslautern (Alemania).

La apuesta del centro y norte de Europa por las plantas de baterías contrasta con el retraso español. El país perdió el tren de las baterías hace tres años, cuando los grandes constructores europeos de automóviles trazaron sus estrategias de electrificación. El Gobierno de entonces, por desconocimiento o falta de previsión, se descolgó del proyecto europeo para crear un gran fabricante europeo de celdas de ion-litio, más conocido como el Airbus de las baterías. La Comisión Europea autorizó entonces a los países a invertir más de 3.200 millones de euros en ayudas con el objetivo de movilizar inversiones privadas superiores a los 5.000 millones. El país se quedó fuera de juego mientras que Alemania, Francia, Polonia, Hungría y los países nórdicos se poblaron con una decena de fábricas.

Compartir el artículo

stats