Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sagunt logra la gigafactoría de baterías de Volkswagen con inversiones millonarias

La megafábrica se abastecerá de energía renovable para la producción

El presidente de Seat, Wayne Griffiths, durante el anuncio de que Sagunt acogerá la gigafactoría de Volkswagen. | QUIQUE GARCÍA/EFE

Volkswagen confirmó ayer que instalará su gigafactoría de baterías para coches eléctricos en Parc Sagunt II, tal como adelantó Levante-EMV en diciembre. El grupo alemán se ha decantado por Valencia frente a Cataluña, Aragón y Extremadura. La gigafactoría que planea Volkswagen supondrá la creación de 3.000 empleos directos y un espaldarazo a la industria valenciana del motor. Esta planta será una de las seis que el consorcio Volkswagen (en el que están Seat y Cupra) tiene previsto que entren en funcionamiento en Europa a partir de 2026. El grupo quiere que la la planta valenciana ya produzca en 2026 ytrata de comenzar la construcción este mismo año.

La fábrica producirá celdas de baterías (las pilas) para los automóviles de las fábricas de Seat en Martorell (Barcelona) y Landaben (Pamplona) y puede suponer un revulsivo para la electrificación de la factoría de Ford en Almussafes. La planta valenciana conlleva una inversión de 2.000 millones de euros (una parte importante de ellos procedentes de los fondos europeos de reconstrucción).

La multinacional alemana quiere aprovechar las conexiones y el terreno libre en la ampliación del parque logístico para producir las celdas que equiparán las baterías de los coches eléctricos que tiene previsto producir en Cataluña y Navarra. La empresa germana se ha decantado por Sagunt frente a Extremadura (que ha sido la gran competidora) porque reduce costes logísticos y tiene acceso a personal cualificado.

A la hora de elegir Sagunt, el presidente de Seat, Wayne Griffiths, confirmó ayer que se ha tenido en cuenta sus conexiones logísticas y la localización de la planta y su infraestructura, que garantiza la «celeridad» en la distribución de las celdas de baterías a las plantas del grupo alemán en Martorell y Pamplona. Además, señaló que se ha tomado esta decisión atendiendo a la necesidad de llegar a un «equilibrio de país», ya que el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) para el desarrollo del vehículo eléctrico demanda la participación de varias autonomías.

La empresa alemana tiene en mente producir 500.000 vehículos eléctricos al año con la marca Seat en las instalaciones de Martorell y otros 400.000 de Volkswagen en la planta de Landaben. Estos vehículos irán equipados con las baterías valencianas.

Según sus cálculos, en 2030 serán necesarios tres centros de producción de baterías para contar con una capacidad de entre 69 gigavatios/hora y 72 gigavatios/hora, el mínimo necesario para equipar un millón y medio de coches eléctricos que se calcula que saldrán de todas las plantas españolas. El proyecto de Sagunt tendrá una capacidad de 40 gigavatios/hora.

Para la ejecución del proyecto, la Generalitat ha acelerado los trámites y ha habilitado el espacio necesario tras aprobar la declaración ambiental y territorial estratégica, según confirmó la Conselleria de Transición Ecológica.

Análisis exhaustivo

El presidente del consejo de administración de Seat, Thomas Schmall, apuntó que la decisión se ha debido al análisis de más de 100 variables y destacó de Sagunt su fácil acceso a las instalaciones portuarias.

Preguntados los responsables de Seat sobre si en la elección de Sagunt ha pesado el hecho de que Ford (su socio en materia de movilidad eléctrica) tenga una factoría en Almussafes, Wayne Griffith insistió en que han pesado razones «logísticas, económicas, de personal (cualificado) y de transporte». Wayne Griffiths añadió que primero tienen que ver las necesidades para los vehículos eléctricos que van a producir en España. Reconoció que están abiertos a hablar con otros fabricantes y en el caso de que tengan posibilidad de generar una producción extra ciertamente estarían dispuestos a suministrar las baterías a otras marcas.

La voluntad de la empresa es estar «preparada» en 2026, por lo que la construcción de la planta de baterías debería empezar este año, aunque Schmall avisó de que el marco temporal depende del Perte del sector.

«Este proyecto es muy importante para Volkswagen, para España y para toda Europa. Nuestra ambición es electrificar España y estamos dispuestos a invertir más de 7.000 millones de euros junto con proveedores externos para la electrificación de nuestras plantas de Martorell y Pamplona, y localizar la cadena de valor de la producción de baterías eléctricas en Valencia», reiteró Thomas Schmall.

Calendario apretado

El calendario es muy apretado para poder iniciar la producción en 2026. El primer hito debe ser el resultado positivo de la presentación del Perte y la finalización de los permisos. «En Valencia, fabricaremos nada menos que la próxima generación de células: una fábrica estandarizada, que producirá la innovadora célula unificada de Volkswagen y se abastecerá de energía renovable, lo que permitirá una producción de baterías sostenible. La planta también creará un fuerte efecto de arrastre a lo largo de toda la cadena de valor de las baterías en España y más allá del país», explicó Schmall.

Por el momento, Parc Sagunt II todavía son unos terrenos ocupados por bancales de naranjos, la mayoría de ellos abandonados, sobre los que se empezará a actuar el próximo verano para primero limpiar, nivelar el suelo y después parcelar y urbanizar. El Gobierno valenciano ya inició el proyecto de expropiación de suelo en la fase dos del parque empresarial Parc Sagunt -propiedad de una sociedad participada al 50 % por la Generalitat y Sepides-, que cuenta con 5,6 millones de metros cuadrados de suelo industrial para compañías logísticas e industriales que requieren de grandes dimensiones.

Griffiths advirtió de que «para ser un líder creíble en la electrificación, España necesita mejorar las ventas de coches eléctricos», ya que fue uno de los países con menor penetración de estos vehículos en Europa en 2021, y mejorar su infraestructura de carga.

Compartir el artículo

stats