Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto de València construirá la terminal norte sin una nueva evaluación ambiental

La APV sigue sin concretar cuándo licitará las obras

Detalles del proyecto de terminal de contenedores en la ampliación norte, que explotará la compañía TiL-MSC. | LEVANTE-EMV

El Gobierno de España, a través de Puertos del Estado, ha dado vía libre al Puerto de València para acometer la construcción de la nueva terminal de contenedores en la ampliación norte del recinto del Grao sin la necesidad de tramitar una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA). El presidente de la APV, Aurelio Martínez, informó ayer de este asunto al consejo de administración, lo que pone fin a un largo proceso administrativo de cara a preparar el pliego de condiciones de la licitación de esta gigantesca obra a la que se siguen oponiendo los partidos del Govern del Botànic Compromís y Podemos porque exigen otra evaluación ambiental pese a estar vigente la del año 2007, tal como constata Puertos del Estado, al asegurar que el proyecto ha sufrido en todo este tiempo modificaciones sustanciales.

Un momento de la reunión del consejo de la APV, ayer. levante- emv

Puertos del Estado no valora si es necesaria o no una nueva DIA, pero la APV entiende que el informe «respalda una vez más el criterio de que no es necesario un nuevo estudio de impacto ambiental, ni siquiera abreviado, por no incumplirse ninguno de los supuestos de la Ley 21/2013 de evaluación ambiental».

A partir de ahora, Valenciaport, que se propone acompasar esta ambiciosa infraestructura con la puesta en marcha de la gigafactoría de baterías de Volkswagen en Parc Sagunt, tendrá que seguir la recomendaciones que ha señalado Puertos del Estado. Y después, enviar su informe a la dirección general de Costas (Ministerio para la Transición Ecológica), aprobarlo en sesión del consejo de administración, remitirlo al Consejo de Ministros (al ser una obra superior a 12 millones de euros) y, finalmente, anunciar el proceso de licitación y adjudicación de la obra.

¿Cuándo? Martínez optó por no dar plazos, si bien confía en que la nueva terminal «comience a estar operativa, en su primera fase, no más allá de 2026», puntualizó. La APV destinará de sus recursos 448,5 millones de euros, mientras que la compañía privada que explotará este nuevo terreno ganado al mar de 13 hectáreas de superficie y con capacidad para albergar 5 millones de contenedores -la multinacional TiL-MSC- invertirá unos 1.100 millones de euros en maquinarias e instalaciones.

Tres recomendaciones

El documento de Puertos del Estado realiza prescripciones y recomendaciones a la APV a la hora de aprobar el proyecto constructivo. Así, indica que Valenciaport, «en calidad de promotor y órgano sustantivo de la actuación, deberá emitir una certificación de que el proyecto no requiere someterse a un nuevo procedimiento ambiental, con carácter previo a la aprobación del mismo».

Puertos del Estado reclama que se debe completar el proyecto con el análisis de los fondos marinos de los materiales a dragar en el Puerto de Sagunt (para hacer luego los rellenos del nuevo muelle), un aspecto que la APV presentará en las próximas semanas. Por otro lado, indica que los tiempos de consolidación que figuran en el proyecto tras el fondeo y relleno de cajones y tras la ejecución de la precarga sobre la nueva explanada se consideran tiempos mínimos y deberán incluirse en el pliego de cláusulas de contratación de las obras para que sean tomados en cuenta por los licitadores.

Y en tercer lugar puntualiza otro detalle técnico más al «replantear el entronque del muelle de contenedores manteniendo la cota del último cajón a la cota -20 metros, igual que el resto del muelle y resolviendo el encuentro con una sección de hormigón sumergido que salve los dos metros de diferencia entre el muelle y el dique».

La nueva terminal de contenedores va a suponer una inversión próxima a los 1.500 millones de euros: 400 públicos y 1.100 privados. Según la APV, generará un importante impacto económico tanto en la fase de construcción como cuando entre en funcionamiento.

Según el estudio sobre el impacto de la nueva terminal de contenedores de la ampliación norte del Puerto de València, que elaboró el Instituto de Transporte y Territorio, en 2030, con la nueva terminal a pleno funcionamiento, el impacto económico representará en términos de valor añadido el 2,27 % del conjunto de la Comunitat Valenciana y el empleo superará los 44.000 puestos de trabajo, cuyo salario medio estará en torno a los 32.000 euros anuales.

En su conjunto, el Puerto de Valencia representará el 2,2 % de todo el empleo de la Comunitat Valenciana.

Compartir el artículo

stats