Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marruecos activa la búsqueda de petróleo en aguas frente a Lanzarote y Fuerteventura

Rabat confirma que se perforarán dos pozos en la zona de Tarfaya, en el inicio de la negociación entre España y Marruecos para delimitar las aguas territoriales

Manifestación contra el petróleo en Puerto del Rosario en 2012.

Marruecos ha activado los sondeos de petróleo frente a Lanzarote y Fuerteventura, en su incesante búsqueda de hidrocarburos en sus fondos marinos que friccionan con la delimitación de las aguas canarias. Y lo hace en el inicio de la negociación entre España y el reino alauí para fijar, por primera vez sobre papel, la frontera de las aguas territoriales entre ambos países.

Amina Benkhadra, directora general de la Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas (Onhym), compareció el pasado miércoles ante la Comisión de Infraestructura, Energía, Minas y Medio Ambiente de la Cámara de Representantes, con sede en Rabat, para explicar los avances en el sector gasista en el reino alauí. En su informe, confirmó que la multinacional italiana ENI, que desde 2018 encabeza el consorcio que completan Qatar Petroleum International Upstream y la estatal marroquí Onhym, perforará dos pozos en el área más occidental del enclave denominado Tarfaya Offshore Shalow, un enjambre de doce cuadrículas donde realizan estudios. 

La zona donde Marruecos va a realizar las dos perforaciones es en el bloque conocido como Tarfaya Offshore Shallow, enfrente de Lanzarote y Fuerteventura y de las costas entre Agadir y el Sáhara Occidental.

Al conocerse en noviembre del año pasado que la Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas marroquí había dado permiso para explorar superficialmente la costa atlántica en alta mar en la zona de Tarfaya Offshore Shallow, entre la región de Agadir y el Sáhara Occidental, se produjo un amplio rechazo social e institucional en las Islas, como ha ocurrido en todas las ocasiones que se ha querido perforar en aguas cercanas a Canarias donde la frontera marítima está sin delimitar.

Ya Repsol exploró esos mismos fondos hace siete años y puso fin a su labor tras constatar que si bien existía gas natural, el volumen hallado era insuficiente para abordar una fase de comercialización. Aquellos sondeos encontraron la oposición de todo el Archipiélago, especialmente en Fuerteventura y Lanzarote, las islas más cercanas a la perforación, a menos de 100 kilómetros de Tarfaya. 

La confirmación de los pinchazos en Tarfaya, por parte de la directora general de la Oficina Nacional de Hidrocarburos, se produce en un momento especialmente tirante en las Islas, después de que el presidente Pedro Sánchez diera un giro a la política internacional de España y apoyara el plan de autonomía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, lo que ha causado un gran malestar en el Archipiélago y las críticas entre los socios del Gobierno cuatripartito. El presidente socialista, Ángel Víctor Torres, ha tenido que capear la situación, sobre todo con sus aliados de Nueva Canarias y Podemos, además de todo el arco parlamentario.

Comisión hispano-marroquí

Tras este apoyo explícito de España al plan autonomista sobre el Sáhara, se ha reactivado la comisión hispano-marroquí para la delimitación de las aguas territoriales, a fin de establecer una mediana entre las aguas marroquíes y las canarias, otro punto de controversia en las Islas.

Marruecos, de manera unilateral, intentó hace dos años mediante leyes internas, apropiarse de parte de las aguas canarias y de las riquezas que se esconden en su subsuelo. Ampliaba 200 millas su zona económica exclusiva y a 350 millas la plataforma continental, lo que suponía asignarse, además, las aguas del Sáhara Occidental. Canarias se opuso y España lo paralizó. Pero ahora comienza una espinosa negociación en donde subyace el hallazgo de hidrocarburos, casi sin explotar por el país alauí, o del telurio, cobalto y tierras raras, entre otros minerales de gran importancia para la tecnología verde del futuro, que, según estudios, se encuentran en los montes marinos. 

Torres ha manifestado en distintas ocasiones que el Gobierno reaccionará de forma inmediata si las prospecciones de Marruecos afectan a Canarias. Y sobre el comité técnico de delimitación de espacios marítimos en la fachada atlántica recuerda que hay un representante canario y espera que, de esta forma, se elimine de manera definitiva "las decisiones unilaterales" de Marruecos. Pero la oposición, como CC, no tienen nada claro que Sánchez no haga concesiones y que Marruecos pueda perforar, con lo que ello supondría para el turismo y el medioambiente de las Islas.

Los doce bloques de Tarfaya Offshore Shallow están ubicados frente a las ciudades marroquíes de Sidi Ifni, Tan Tan y Tarfaya. Los permisos de exploración superficial se extienden en 23.900 kilómetros cuadrados de los cero a los mil metros de profundidad. Se trata de la zona sur del protectorado español. De hecho, en 1975, fue una de las bases desde las que partió la Marcha Verde hacía el territorio del entonces Sáhara español. 

Desde el año 2000 ha habido una intensa actividad en la búsqueda de hidrocarburos por parte de Marruecos y de los 67 pozos abiertos por once empresas en el país para sacar gas natural, 40 tienen grandes cantidades de esta fuente energética, según el informe presentado por Amina Benkhadra. Indica que, a nivel de la costa atlántica, desde Agadir hasta Tarfaya se perforaron siete pozos, tres de ellos en aguas poco profundas. Dos de estos pozos confirmaron la presencia de petróleo frente a Tarfaya y Sidi Ifni, mientras que otros cuatro pozos en la misma zona marítima destacaron índices significativos de petróleo y gas. 

Compartir el artículo

stats