Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribuna

Abriendo la innovación

ABRIENDO LA INNOVACIÓN

Corría el año 2003 cuando Henry Chesbrough publicó su ‘best seller’ Innovación abierta: el nuevo imperativo para crear y aprovechar la tecnología. Desde entonces, la innovación abierta se ha extendido a muchos sectores productivos. Las grandes corporaciones tecnológicas fueron, quizá, las primeras en descubrir los beneficios de innovar en colaboración. Cambiaron para incorporar innovación de terceros, y para poner, a su vez, su innovación a disposición de otros. De esa forma, optimizaron su inversión en laboratorios, grandes departamentos de I+D, y largos proyectos de desarrollo de nuevos productos que podían estar desfasados cuando llegaran al mercado.

Gracias a la innovación abierta, las empresas pueden concentrarse en aquellas actividades de innovación que mejor saben hacer, dejando para la colaboración aquellas en las que otras compañías son mejores, más eficientes y más rápidas.

En un mundo volátil y con alta incertidumbre, la agilidad es una necesidad. En el caso de la colaboración con startups, por las características de este tipo de compañías, la innovación abierta proporciona una mayor capacidad de reacción y reduce notablemente el riesgo de las inversiones en nuevos productos y servicios.

Cuando las corporaciones logran focalizarse más en sus clientes que en sus desarrollos de I+D, es decir, más en el valor para el cliente que en tener la propiedad de la tecnología, y se abren a desarrollar relaciones win-win con startups, es cuando obtienen los mayores beneficios de la innovación.

La gran noticia es que la innovación abierta no solo es útil para grandes corporaciones tecnológicas, sino que la colaboración acerca la innovación a empresas de todos los tamaños y sectores. Mientras las grandes consiguen innovar y optimizar sus presupuestos de I+D+i, las pequeñas y medianas ganan un acceso a la innovación que de otra forma tendrían prácticamente vedado.

El pasadomes de marzo presentamos ‘Opentop’, el hub de Innovación de Valenciaport en un gran evento que reunió a autoridades locales, representantes del clúster logístico portuario y miembros del ecosistema de innovación. Durante la presentación, Javier Romeu (CEO de TIBA) y Hugo Mira (CEO de las startups Mojito 360 y Wimtruck) compartieron con los asistentes su exitosa experiencia de colaboración en innovación abierta entre una gran corporación y una startup. El programa de incubación y aceleración de ‘Opentop’ pone a disposición de las empresas del clúster logístico portuario las herramientas para replicar este modelo, generando oportunidades para todos.

Además, Opentop ha lanzado ya su primera actividad, el II Valenciaport Hackathon que tendrá lugar del 6 al 8 de mayo en el Edificio del Reloj del Puerto de València.

La innovación está abierta.

Compartir el artículo

stats