Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El porcelánico convierte la estética del terrazo tradicional en tendencia

La empresa Gayafores ha lanzado al mercado la colección de revestimiento ‘Marmetta’ que está disponible en diferentes tonalidades gracias a la versatilidad cromática de este material

Ambiente creado con la colección Marmeta, de Gayafores. | LEVANTE-EMV

Tendencias que parecía que no iban a regresar nunca, están volviendo, aunque totalmente renovadas, como es el caso del terrazo. Y es que ya es una realidad que el porcelánico ha recuperado la estética del terrazo, aunque alejándose de esos suelos antiguos que caracterizaban a ese material. Y es que el consumidor asocia el terrazo al clásico suelo de colegios y casas antiguas, pero la industria cerámica le ha dado un giro decorativo muy significativo, y ahora forma parte de decoraciones mucho más modernas y cuidadas.

El terrazo tiene su origen en la Venecia del siglo XV, cuando los obreros empezaron a recoger los guijarros sobrantes del mármol y los mezclaban con arcilla para más tarde pulirlo y colocarlo en sus terrazas, de ahí el nombre de terrazo. Con el tiempo, se empezó a sustituir la arcilla por cemento y esto hizo incrementó su resistencia.

Regreso renovado

En la década de los sesenta y a principio de los setenta del pasado siglo fue una de las tendencias más populares por ser un material económico y resistente. Y, a día de hoy, el terrazo ha regresado de una forma mucho más renovada y con muchas más posibilidades.

El porcelánico imitación terrazo se ha renovado completamente y ha sumado colores y acabados en su forma de encajar en todo tipo de decoraciones. Este material estaba totalmente olvidado, hasta que en 2018 empezó a resurgir de la mano de eventos de diseño internacional destacados como las ferias Cersaie o Cevisama. Por eso, en la actualidad, el porcelánico imitación terrazo se utiliza para vestir estancias modernas y serenas, y dista mucho del acabado rústico que asociamos al hablar de este material. Una de las características que más atractivo hacen a este material es la continuidad visual y la homogeneidad que permiten obtener.

Entre las numerosas ventajas que tiene el porcelánico imitación terrazo con respecto al original destaca que es un material con alta resistencia y durabilidad, no necesitan un mantenimiento especifico, más allá de una limpieza regular con agua y productos de limpieza de uso común; existe una gran variedad de diseños y colores según la demanda; tiene un menor peso y es más fácil de instalar, por lo que también ofrece así la posibilidad de utilizarlo como revestimiento.

El porcelánico imitación terrazo es la mejor opción si lo que se pretende es que la decoración llame la atención a través del color. Sus diseños originales permiten crear espacios únicos en los que la elegancia y el atrevimiento están presentes a partes iguales. En cuanto a los diferentes tonos en los que se puede encontrar, el color gris suele ser el más habitual, junto con el negro.

No obstante, una de las grandes ventajas de este tipo de baldosas porcelánicas es que se puede recrear casi cualquier color de tendencia, como es el beige, que está posicionándose como uno de los colores más demandados. Ejemplo de esta tendencia es la nueva colección Marmetta de Gayafores, que está disponible en los tonos Cream, Grey y Dark.

Gracias a la versatilidad de diseños y tonalidades del porcelánico imitación terrazo, hay una gran variedad de ideas para incorporar esta tendencia en la decoración de cualquier hogar. Las cocinas también han acabado sucumbiendo a esta nueva tendencia, ya que el porcelánico imitación terrazo se puede colocar tanto en suelos, creando así una continuidad visual, como en revestimientos, dejando que toda la atención recaiga sobre las paredes. Al igual que el porcelánico imitación terrazo se puede colocar en las paredes y suelos de las cocinas, de la misma forma que ocurre con los baños.

Compartir el artículo

stats