Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Feria paraliza diez comités organizadores de certámenes por falta de paridad entre hombres y mujeres

La ley de igualdad obligará a cumplir este requisito en todos los organos de gobierno cuando la institución pase a formar parte del sector público

Reunión del comité ejecutivo ferial el pasado miércoles Levante-EMV

El comité ejecutivo de Feria València rechazó en su reunión del pasado miércoles el nombramiento de los comités organizadores de diez de los certámenes de los que organiza la institución porque no cumplían el criterio de tener una cierta paridad entre hombres y mujeres. De hecho, alguno de los listados propuestos carecía por completo de féminas. De las once candidaturas presentadas solo fue aprobada la de Baby Kid Spain + Fimi 2023, un evento cuya edición de este 2022 fue inaugurada precisamente ayer por el conseller de Economía, Rafa Climent. Entre las diez paralizadas se encuentran el salón del automóvil, Iberflora, Ecofira, Funermostra, Urbe y Dos Ruedas.

Las fuentes consultadas por este diario explicaron que el comité ejecutivo primero nombra al presidente del comité organizador de una feria, quien, a su vez, propone para su ratificación posterior a los integrantes del mismo entre empresas expositoras del evento. El rechazo del miércoles implica devolver el asunto al presidente de cada certamen implicado para que realice una nueva propuesta en la que haya paridad o en el que la relación entre hombres y mujeres sea muy similar.

La decisión supone ir acomodando a la institución para lo que será norma cuando ésta pase a formar parte del sector público valenciano. Entonces, la ley de igualdad obligará a que haya paridad en todos sus órganos de gobierno. La conselleria de Economía está pendiente de varios trámites burocráticos y prevé remitir la semana que viene al pleno del Consell los estatutos para su aprobación definitiva con el propósito de que antes del verano finalice el larguísimo proceso de reestructuración de esta entidad y de la Institución Ferial Alicantina (IFA), cuyas voluminosas deudas quedan asumidas por la Generalitat a cambio de hacerse esta con el control absoluto de las dos.

Consejo

Finalmente, la administración autonómica tendrá nueve de las 16 vocalías que tendrá el futuro consejo de administración: cinco corresponden a Economia: con el conseller como presidente y sendas vocalías para el subsecretario del departamento (Natxo Costa, en este momento), que es el que ejerce esta competencia, y para las direcciones generales de Industria, Comercio e Internacionalización. Estarán representados también la conselleria de Hacienda, la dirección general de Promoción Agroalimentaria, la secretaría Autonómica de Cultura y la Agència Valenciana de Turisme. Las tres últimas por los certámenes sectoriales valencianos y de fuera de la autonomía que les afectan directamente.

La patronal CEV nombrará dos vocales y la Cámara de Comercio de València, otros dos. La Diputación de València y el ayuntamiento de la ciudad tendrán una plaza cada uno. La última está previsto que la ocupe Unión Gremial como fundadora de la actual Feria. Aunque esta decisión no se libra de polémica, porque la CEV ha amenazado con dejar sus dos plazas sin ocupar si se mantiene finalmente. Economía, sin embargo, no parece dispuesta a ceder y atribuye el rechazo de la entidad presidida por Salvador Navarro a cuestiones internas de la CEV. Dicho de otro modo, a las presiones de Confecomerç, la confederación de comercio de la patronal, que tiene mayor representatividad que Unión Gremial y considera que si se da entrada a una sectorial, debe ser ella la que ocupe esa plaza.

Los estatutos contemplan también la creación de una comisión de presidentes de certámenes que se erigiría como un órgano de coordinación y participación empresarial que asesorará al consejo de administración. Los detalles se desarrollarán en el reglamento orgánico que debe elaborarse una vez aprobados los estatutos.

Compartir el artículo

stats