Ha costado más de dos años, pero el sector turístico valenciano está rozando su nivel de actividad prepandemia. De hecho, según ha informado la patronal hotelera Hosbec, los alojamientos de la Costa Blanca se han convertido en el primer destino que ha dado el 'sorpasso' a los datos registrados en 2019. Concretamente, en esta primera quincena de mayo se ha registrado una ocupación hotelera media del 70,3%, creciendo 3 puntos respecto al dato de 2019.

A pesar de que Benidorm con un 74,5%y Valencia con un 78,4% superan esta ocupación hotelera en términos absolutos, estos dos destinos "tienen todavía un camino que recorrer para certificar una recuperación de la actividad a niveles anteriores a la covid", según Hosbec. Benidorm todavía tiene un déficit de casi 7 puntos de ocupación mientras que Valencia se queda todavía a 5 puntos de los datos de 2019.

En Castellón la ocupación media se ha quedado 58,4% en esta quincena. Desde Hosbec señalan que no disponen de datos comparativos de 2019, pero tras "revisar los datos oficiales del INE de ocupación del mes de mayo", sería un destino con "comportamiento positivo" ya que la estadística oficial sitúa la ocupación media del destino en un 50 % aproximadamente durante el mes de mayo 2019. En cualquier caso, la patronal incide en que esta tendencia debe "consolidarse" para todos los destinos antes de poder certificar la recuperación de actividad. 

Tirón internacional

Los mercados internacionales van "viento en popa" según Hosbec en aquellos destinos preferidos: 57 % en Benidorm, 41 % en Costa Blanca, 47 % en Valencia y 14 % en CastellóLos británicos reinan en su destino estrella: en Benidorm suponen un 47% de cuota, superando ampliamente a los españoles. Con todo, la patronal que preside Toni Mayor insiste en que el mensaje que mandan las estadísticas es "muy claro" y que "la recuperación no se ha alcanzado" todavía.