Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La industria electrointensiva valenciana se desploma hasta un 22 % por la crisis energética en 2022

El Índice de Producción Industrial marcó una subida del 3,1 % hasa marzo

Interior de una empresa siderúrgica electrointensiva de Sagunt, en imagen de archivo. Daniel Tortajada

El consumo elèctrico de la industria electrointensiva valenciana (que utiliza máquinas para producir) se ha desplomado hasta un 22 % entre el 1 de enero y el 30 de abril por la crisis energética. El precio de la electricidad está castigando especialmente a la metalurgía, al refinado del petróleo y a los sectores químicos y textil. En el conjunto de la industria valenciana, el consumo de energía ha caído un 7,6 % hasta el 1 de mayo ante la reducción del trabajo para no producir a pérdidas. En el lado opuesto, el gasto eléctrico ha crecido un 5 % en el sector servicios por el tirón de la hostelería y los servicios. La producción industrial de la Comunitat Valenciana la mide el ïndice de Producción Industrial (IPI), que entre enero y marzo creció un 3,1 % aunque algunos sectores marcaron bajadas del 8,8 % como la producción de maquinaria y bienes de equipo. La caída de la producción en el mes de marzo respecto al mismo periodo del año anterior (último dato disponible del IPI) fue del 3,8 % con picos de hasta el 20.4 % (en el caso de la maquinaría). A diferencia del consumo energético, los datos del IPI de abril no están disponibles. El consumo de energía en la industria valenciana bajó un 28.5 % en abril respecto al mismo mes del año pasado. En la agricultura la caída fue del 36,8 %

Para la industria electrointensiva, los precios de la energía eléctrica son un asunto vital puesto que la electricidad llega a representar el 50 % de los costes de producción, según advierte la Asociación de Empresas de Gran Consumo de Energía. El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista en abril fue de 191,69 euros el megavatio hora (MWh), un 194,6 % superior al coste medio de abril de 2021,

El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista en abril fue de 191,69 euros el megavatio hora, un 194,6 % superior al de 2021

decoration

El consumo de electricidad de la industria valenciana cayó un 28,5 % en abril con respecto al mismo mes del año pasado. Desde que arrancó 2022, el gasto energético de las empresas industriales se ha reducido un 7,6 % coincidiendo con el repunte del precio de la luz, según revela un informe elaborado por el Instituto Valenciano de Estadística en colaboración con el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace).

El coste de la luz está castigando también a empresas como Stadler, Ford, Arcelor Mittal y a las firmas textiles valencianas, entre otras, que además sufren el incremento del precio de la luz. De hecho, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, señaló el jueves pasado tras visitar la fábrica de trenes de Stadler en Albuixech: «Nos hacemos cargo de su preocupación por el incremento de costes de producción provocado por la coyuntura internacional».

La gran industria ha advertido de que la espiral de subidas de la energía les empuja a recortes de plantilla y a cerrar fábricas para trasladarlas a otros países con más ayudas.

Precios disparados

El precio de la electricidad sigue desbocado a la espera de que entre en vigor el sistema acordado por el Gobierno y Bruselas para frenarlo. El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista repunta hoy un 6,6 % con respecto ayer y volverá a superar la cota de los 200 euros por megavatio hora (MWh). En concreto, el precio medio del ‘pool’ para hoy será de 203,74 euros/MWh, lo que le sitúa 12,66 euros por encima de los 191,08 euros/MWh de ayer, según los datos publicados por el Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE).

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el pasado sábado el Real Decreto-Ley por el que se establece el mecanismo para limitar el precio del gas para la generación eléctrica a una media de 48,8 euros por megavatio/hora (MWh) durante un periodo de doce meses, cubriendo así el próximo invierno, periodo en el que los precios de la energía son más caros. No obstante, el mecanismo, a pesar de su publicación como Real Decreto-Ley, está pendiente de contar con la decisión formal de Bruselas y de ser rubricado por una orden de la ministra para su aplicación.

El precio del ‘pool’ caerá en torno a un 38 % en su precio promedio, desde los 210 euros por megavatio hora (MWh) marcados a lo largo del primer trimestre de este año hasta unos 130 euros/MWh. De este modo, la única electricidad que los hogares, las empresas y la industria pagarán a coste de gas será la producida con centrales de gas. La medida ayudará así a contener la escalada de precios y la inflación y, sobre todo, ejercerá de cortafuegos ante la volatilidad de los precios del gas derivada de la guerra en Ucrania, facilitará también la reforma de la tarifa regulada --el denominado PVPC--, incorporando referencias de precios de los mercados de futuros.

Compartir el artículo

stats