Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las aerolíneas ofrecen casi medio millón más de plazas a la C. Valenciana a las puertas del verano

La capacidad aérea para las próximas tres semanas duplica la de 2021 y hace presagiar una temporada estival rozando los registros prepandemia

Dos turistas caminan por el paseo marítimo de Benidorm en dirección a su hotel David Revenga

Si en 2021 el turismo valenciano logró salvar la campaña estival pese a las fuertes limitaciones al movimiento que todavía imponía la crisis sanitaria, este verano de 2022 apunta a superar con solvencia los registros del ejercicio anterior. Las restricciones vigentes el pasado año hicieron del viajero doméstico (llegado de España pero también en gran medida de la propia autonomía) el gran protagonista y ahora, sin sudokus normativos, PCR ni cuarentenas, el objetivo es recuperar al internacional para retornar por fin a unas cifras prepandemia que cada vez están más próximas.

Para medir la pujanza de esa demanda extranjera, vital para los enclaves más dependientes de este segmento como Benidorm, es clave la previsión que realizan las aerolíneas a través de los billetes que ponen a la venta. Según los datos tanto de Aena como de Turisme recopilados por este diario, las compañías aéreas prevén una explosión de viajes hacia la Comunitat Valenciana. En concreto, han puesto a la venta casi 790.000 plazas rumbo a los aeropuertos valencianos durante las próximas tres semanas, más del doble (140 %) que en el mismo plazo del año pasado, cuando ofertaban menos de 330.000 billetes.

La primera muestra de la reactivación de los viajes internacionales llega desde Reino Unido. El primer mercado emisor de turistas para la Comunitat Valenciana, que ya es el mayoritario en la Costa Blanca, resurge con fuerza y ya es el país desde el que más billetes se comercializan rumbo a tierras valencianas, multiplicando por cuatro su oferta de 2021. Entre el 23 de mayo y el 12 de junio, las aerolíneas ponen a la venta 223.956 plazas frente a las 55.469 del año pasado.

Los británicos recuperarían así su trono desplazando a España, que lideraba la oferta el ejercicio pasado. Pese a caer a la segunda posición, las aerolíneas también mejoran con fuerza sus perspectivas de crecimiento del tráfico interno hacia la C. Valenciana y ofrecen ahora casi 100.000 plazas más que entonces (184.063 frente a las 86.864 de 2021).

Reino Unido cuadruplica su oferta de 2021 y vuelve a ser el principal emisor, mientras las plazas disponibles desde Países Bajos, Alemania, Italia, Francia y Bélgica al menos la duplican

decoration

En este incremento tiene mucho peso el aeropuerto de Valencia. Según la previsión de Aena para la temporada estival (marzo-octubre), las aerolíneas han elevado en un 47 % las plazas ofrecidas desde otros puntos del territorio nacional hacia Manises, hasta los 2,5 millones de billetes, respecto al volumen de 2019.

Exterior de un hotel de Benidorm, este miércoles. David Revenga

El medio radio y la guerra

El optimismo va más allá de los dos grandes emisores de los que bebe históricamente el turismo valenciano. Países Bajos, Alemania, Italia, Francia y Bélgica, mercados jugosos por su mayor poder adquisitivo, elevan también con fuerza su oferta aérea hacia la Comunitat Valenciana. Entre los cinco rozan las 250.000 plazas a la venta hasta mitad de junio cuando en 2021 apenas comercializaban 110.000. Los billetes se duplican como mínimo desde los cinco países, siendo especialmente llamativo el caso italiano, que salta de ofrecer apenas 8.500 en 2021 a superar las 50.000 ahora.

Desde Aena recuerdan que estos datos de capacidad aérea "no son más que previsiones" que "pueden ser modificadas en cualquier momento", e inciden en que la industria aeronáutica todavía está ante un escenario "de incertidumbre" por posibles rebrotes de covid, por la guerra y por el aumento del precio del combustible.

En cualquier caso, cumplidos ya tres meses de conflicto bélico, el turismo valenciano parece estar esquivando sus consecuencias. Aunque hubo dudas al inicio de la invasión, las cifras apuntan a que el sector en España y la C. Valenciana puede incluso salir beneficiado en términos de captación de turistas, ya que atraería visitantes de otros países competidores más próximos a la zona en conflicto como Grecia, Croacia o Turquía.

Una pareja hace fotos desde el ascensor de un hotel de Benidorm. David Revenga

Compartir el artículo

stats