Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unión Gremial entraría en la Feria a través de Cámara para eludir el veto patronal

La conselleria de Economía analiza cómo encajar la propuesta de la CEV para la representación empresarial en el futuro consejo de la institución

Unión Gremial entraría en la Feria a través de Cámara para eludir el veto patronal

El rechazo radical de la patronal CEV a la propuesta de la conselleria de Economia de que una de las cinco plazas de representación empresarial en el futuro consejo de administración de la nueva Feria València la ocupe Unión Gremial podría entrar en vías de solución, según las fuentes consultadas por este diario, que aseguran que dicho departamento de la Generalitat estudia el encaje de una alternativa propuesta por la CEV y la Cámara que consiste en que el vocal de la organización comercial no figure en dicho órgano de gobierno de forma directa sino nombrado por la corporación cameral.

El consejo tendrá 16 plazas: nueve corresponderán a la Generalitat, una al Ayuntamiento de València, otra a la Diputación y las cinco restantes a las organizaciones empresariales. El subsecretario de la conselleria, Natxo Costa, que tiene las competencias feriales y fue hace años gerente de Unión Gremial, defendía que la CEV tuviera dos plazas, la Cámara otras dos y la organización del comercio la quinta, con el argumento que fue fundadora de la institución. Sin embargo, el presidente de la patronal, Salvador Navarro, se negó en redondo a aceptar esta opción fundamentalmente porque Unión Gremial no forma parte de esa confederación. En su opinión, si había que dar una plaza directa a una entidad del comercio, esta debía recaer en Confecomerç, que agrupa a esta actividad en la CEV y tiene otorgada por la Generalitat una mayor representatividad. También defendía que los agentes comerciales estuvieron en los inicios feriales y asimismo tendrían derecho a estar en el consejo.

Este debate se sustanció en el comité ejecutivo ferial de hace dos semanas y en el mismo el presidente de la Cámara de València, José Vicente Morata, se puso del lado de Navarro. Este último amenazó con dejar vacías las dos plazas que corresponden a la patronal y propuso una alternativa: que la corporación tuviera tres representantes en el consejo -la CEV se quedaría con dos- y se comprometiera a que una de ellas la ocupara un representante de Unión Gremial. La Cámara está a favor.

Fuentes de Economía explicaron ayer que «estamos mirando cómo encajar» la propuesta patronal y que mañana, a la vuelta del viaje a Portugal del conseller Rafa Climent, se analizará la situación. No obstante, precisaron que la fórmula planteada por la patronal implica que una de sus vocalías corresponda a los agentes comerciales. Si la segunda es para Navarro, la industria se quedaría sin representación por la parte de la CEV. 

Compartir el artículo

stats