Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LABORAL

Las nóminas de la hostelería valenciana se disparan un 49,3% tras la subida del salario mínimo y la inflación

Los costes laborales medios de los trabajadores del sector, que incluyen contratos a tiempo completo y parcial, se elevan a una media de 1.325,94 euros mensuales, los más bajos entre los negocios de los servicios y muy por debajo de la industria o la construcción

Una camarera atiende a unos clientes en una terraza de Alicante. AXEL ALVAREZ

La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que en la actualidad se sitúa en 1.000 euros mensuales, el impacto de la reciente reforma laboral del Ejecutivo de Pedro Sánchez , que propicia la contratación indefinida, así como el repunte de la inflación (8,7%) tienen un impacto directo en los costes laborales y salariales de toda España, especialmente en el sector de la hostelería. Así, esta rama de actividad económica, según constata la Encuesta Trimestral publicada en el 'Portal Estadístico de la Generalitat Valenciana', revela que la hostelería dispara salarios hasta un 49,3% en comparación con idéntico período de tiempo de 2021, lo que supone elevar los costes laborales totales (aquí se incluyen también las cotizaciones sociales y tanto trabajadores a tiempo completo como a tiempo parcial) hasta los 1.325,94 euros mensuales.

En el resto de España la hostelería no se queda atrás y el gasto salarial en esta rama repunta un 67% anual entre enero y marzo, lo que también supone el mayor incremento por sectores. Pese a las fuertes crecidas, los gastos asociados a la hostelería siguen muy por debajo de la media española y se aproximan más al Salario Mínimo Interprofesional que a las nóminas pagadas en otras actividades económicas de la Comunitat Valenciana como la industria (con costes salariales entre 2.748,86 y 5.328,24 euros mensuales), la construcción (2.373,99 euros), así como en otros ámbitos de los servicios más allá de la hostelería. Así, esos bajos sueldos contrastan con los del comercio (2.264,91 euros), transporte (3.131,64), actividades financieras y de seguros (5.314,27 euros) o las administraciones públicas (3.209,28 euros).

Respecto a la situación de la hostelería, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, reconocía recientemente que es uno de los pocos sectores que aún no ha recuperado los niveles de ocupados que tenía antes de la pandemia. En ese sentido, según el citado ministro, todavía le faltaría crecer alrededor de un 1%, algo más de 20.000 trabajadores en toda España, para volver a ese nivel. Además, comentó que la falta de profesionales de la que se quejan los empresarios tiene que ver con que la pandemia duró tantos meses que muchos trabajadores se fueron a otras actividades y ya no han vuelto.

  En términos generales, el coste laboral de las empresas de la Comunitat Valenciana aumentó el 3,4 % entre enero y marzo respecto al mismo periodo de 2021 y se situó en 2.456,35 euros por trabajador y mes, acumulando cinco trimestres al alza. Según indica el Instituto Nacional de Estadística (INE), el incremento que experimentan tanto la hostelería como el resto de actividades se debe también al mayor número de horas efectivamente trabajadas, consecuencia de la caída que experimentó durante el primer trimestre el tiempo laboral no productivo. En concreto, se redujeron las horas no trabajadas por razones técnicas, económicas, organizativas y de producción o fuerza mayor, en las que se incluyen a los trabajadores afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).

Otras actividades

En el conjunto de la economía, el coste salarial medio por trabajador y mes de la Comunitat Valenciana (que incluye salario base, complementos, pagos por horas extraordinarias y atrasos en términos brutos) subió el 3,4 % hasta los 1.789,23 euros, superando por primera vez en un primer trimestre del año la barrera de los 1.700 euros. Por ámbitos de negocios, los costes salariales registraron los mayores incrementos en la hostelería, seguidos por las actividades artísticas (13,6 %), las inmobiliarias (12 %) y las financieras (11,5 %). Por el contrario, los mayores descensos salariales se contabilizaron en las industrias extractivas (30,3 %) y el suministro de electricidad y gas (10,2 %).

Según fuentes sindicales, la reforma laboral impacta de lleno en los salarios de este sector en el primer trimestre, ya que a pesar de que las nuevas condiciones contractuales no entraron en vigor hasta el 31 de marzo, hasta ese mes las decisiones empresariales sí se vieron influenciadas por la reforma. Además, un ejemplo de ello fue el fuerte incremento, del entorno del 40%, de los costes no salariales en la hostelería (entre los que están la indemnización de finalización del contrato, de 12 días por año trabajado). Así, muchos contratos se terminaron para transformarse en otros a la espera de la entrada en vigor final de la normativa, con el pago de las correspondientes indemnizaciones.

El INE también cuantifica en el primer trimestre el número de vacantes. En total, ascendió entre enero y marzo a las 133.988, de las que casi el 90% se registraron en el sector servicios. Cataluña, Madrid y Andalucía acapararon más de la mitad de todas las plazas sin cubrir.

Compartir el artículo

stats