Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La industria valenciana eleva sus precios más de un 30 % en el último año

Fue la autonomía con el mayor incremento en mayo respecto a abril al elevar el índice en cinco décimas, según el INE

La industria de la madera sufre alzas de precios del 22,5 % Francisco Calabuig

La inflación desbocada está trastocando las dinámicas de todos los sectores de la economía y singularmente a la industria. La actividad secundaria de la Comunitat Valenciana elevó sus precios en un 30,3 % el pasado mes de mayo respecto al mismo mes del ejercicio precedente, según los datos hechos públicos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Pese a su volumen, dicho porcentaje está por debajo del 43,6 % de la media nacional y, sobre todo, de los territorios con una peor evolución, como es el caso de Asturias (82,9 %) o Baleares (78,9 %).

En términos intermensuales , la Comunitat Valenciana fue uno de los dos territorios que registraron un aumento en el Índica de Precios Industriales respecto a abril. Fue de solo cinco décimas, desde el 29,8 % del mes anterior. La otra en la misma situación fue Castilla-La Mancha, pero en este caso el incremento se quedó en dos décimas, hasta el 42,8 %. Por contra, en el conjunto de España se produjo una disminución de nueve décimas desde el 44,5 % del mes de abril.

El principal agente provocador de estos precios disparados en la Comunitat Valenciana es la energía, que subió sus precios en un 83,3 % en el último año. A continuación aparecen los bienes intermedios, con un alza del 21,8%. Ya por debajo de los dos dígitos figuran los bienes de consumo (9,3 % de subida), con una mejor evolución de los duraderos (6,8 %) frente a los no duraderos (9,5 %), y los bienes de equipo, con un 7,9 %.

Ramas de actividad

El INE detalla la situación de las diferentes ramas de actividad, pero en este caso no baja al desagregado autonómico. La actividad industrial con los precios más descontrolados es el suministro de energía eléctrica y gas, que los tiene un 117,1 % por encima de los que marcaba en mayo de 2021. A continuación y todavía por encima de los tres dígitos está la coquería y el refino de petróleo, con una subida del 103,8 %.

Otros sectores no llegan a esos niveles pero sí alcanzan aumentos de precios desconocidos en mucho tiempo. Es el caso de la fabricación de productos de hierro, acero y ferroaleaciones, que los sube en un 43,2 % o la industria manufacturera, que se queda en el 23,4 %, con subsectores muy damnificados, como el papel (24,9 %), la industria de la madera y el corcho (22,3 %) o el textil (11,6 %). También es de calado el incremento del 27,9 % en la industria química, una actividad con gran presencia en la Comunitat Valenciana.

Por su parte, la industria alimentaria, también con gran peso en la autonomía, ha experimentado uno de los aumentos más significativos, que tiene gran trascendencia en tanto en cuanto esta actividad suministra muchos de los productos esenciales para la superviviencia, en un momento, además, en que la guerra en Ucrania está recortando de manera singular las existencias de cereales como el trigo. Así, esta actividad ha visto cómo en el último año sus precios se elevaban en un 16,5 %.

Compartir el artículo

stats