Sube el precio de los combustibles y el de la electricidad, pese a la excepción ibérica. También lo hace el precio de los alimentos y la manofactura... y como no podía ser de otra manera el de la vivienda. Los datos del último estudio realizado por la consultora inmobiliaria Knight Frank sitúa València como una de las 100 ciudades del mundo (sobre las 150 analizadas) donde más ha aumentado el precio de la vivienda en el primer trimestre de 2022.

Según esta consultora, el caso de València es junto con Madrid y Málaga el ejemplo de cómo la vivienda se ha encarecido en España durante los primeros meses de año. Parece que la inversión en ladrillo vuelve a atraer al capital hasta situar el crecimiento interanual en España en una tasa del 4,4%.

En el caso de València, los precios se han encarecido durante estos primeros tres meses del año un 6,6%, por delante de Málaga (6,1%) pero por detrás de Madrid, donde el precio de la vivienda se disparó un 7,2%. Al otro lado del estudio, Barcelona y Sevilla, que registraron incrementos más comedidos, con 4,3% y 3,9%, respectivamente.

A nivel global, el precio de la vivienda aumentó un 11,5 % en el primer trimestre de 2022 en comparación interanual.

Las ciudades donde más se ha disparado el precio de la vivienda

Entre los primeros puestos del índice se encuentran las ciudades turcas de Estambul, Ankara e Izmir, cuyos precios subieron un 122 %, un 111,7 % y un 105,9 %, respectivamente, en un contexto marcado por la inflación en Turquía, que alcanza el 69 %.

Por detrás de Turquía se encuentra la República Checa, con una subida del 25,9 %, seguida de Eslovaquia, con un repunte del 22,1 %.