Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Economía hace caso omiso a la patronal y mantiene a Unión Gremial en el consejo de la Feria

Los estatutos de la futura institución está previsto que los apruebe este viernes el pleno del Consell

Natxo Costa, en el centro, durante un recorrido por un certamen en Feria Valencia en una imagen de archivo. GERMAN CABALLERO

La conselleria de Economía, regida por Compromís, ha obviado las amenazas de la patronal autonómica CEV y ha decidido mantener a Unión Gremial con un vocal en el consejo de administración de la nueva Feria València. El decreto de constitución de la Societat Valenciana Fira València, SA, al que ha tenido acceso este diario, está previsto que sea aprobado en la reunión del pleno del Consell de este viernes. El documento ya ha sido firmado por el conseller de Economía, Rafa Climent, y ahora queda pendiente de que los suscriba el de Hacienda, Arcadi España.

En el anexo del mismo, que desarrolla los estatutos de la entidad, se establece, como ya era conocido, que el consejo tendrá 16 vocales y uno de ellos corresponderá a la organización de comerciantes, de la que fue gerente el actual subsecretario de la conselleria de Economía, Natxo Costa, quien tiene la competencia sobre ferias. Su incorporación se justifica en que fue entidad fundadora de la institución ferial en 1917. De las otras quince plazas, nueve corresponden a la Generalitat, una al ayuntamiento de València, otra a la diputación provincial, dos a la Cámara de Comercio y las dos restantes a la CEV.

La patronal ha amenazado con dejar vacantes las dos plazas que le corresponden en el consejo ferial

decoration

Estas dos últimas corporaciones empresariales mostraron su rechazo a que Unión Gremial tenga un vocal, aunque singularmente fue muy crítico con la decisión el presidente de la CEV, Salvador Navarro, quien amenazó con dejar vacantes las dos plazas que le corresponden a la organización si Economía no daba marcha a atrás, aunque esta última, finalmente, no ha dado su brazo a torcer. Como una solución alternativa se barajó que la Cámara tuviera tres vocales y que uno de ellos fuera de la asociación del comercio, pero las fuentes consultadas aseguran que tal vía no era posible porque Unión Gremial no tiene representación en la Cámara. El rechazo de la CEV tiene un origen similar, porque la organización la abandonó hace al menos tres décadas. La patronal tiene una confederación que representa a este sector -Confecomerç- que quedaba muy debilitada.

Socialistas

La patronal confiaba en que la parte socialista del Consell se pusiera de su parte y evitara así la entrada de Unión Gremial en la Feria. No todo está decidido, ya que, como ha quedado dicho, queda la firma en el decreto del conseller España, del PSPV, e incluso la deliberación el viernes del Consell.

Al margen de esta cuestión, el documento no incluye novedades destacadas respecto a lo ya conocido. La nueva sociedad será de titularidad pública, después de que la Generalitat haya asumido la enorme deuda de la todavía Feria València, y será la administración autonómica la que suscriba y desembolse en exclusiva el capital social con el que nacerá la entidad, que será de 60 acciones de mil euros cada una, es decir 60.000 euros.

El consejo, presidido por el conseller competente en el ramo -en este caso, Climent-, podrá nombrar dos vicepresidencias, que podrán sustituir por orden al presidente en caso de ausencia o enfermedad. Los cargos tendrán una vigencia de cuatro años, podrán ser reelegidos "una o varias veces" y serán gratuitos, aunque tendrán derecho a dietas. El consejo podrá nombrar a un consejero delegado, aunque la figura ejecutiva prevista es la del director general. Los comités organizadores de certámenes estarán integrados por empresarios. Se podrá crear una comisión de presidencias de comités.

Compartir el artículo

stats