La asamblea de la Federación Valenciana de Empresarios del Transporte (FVET) ha sido reelegido a Carlos Prades como presidente de la patronal del sector, quien se mantiene en el cargo tras sustituir en 2018 a Francisco Corell, quien se despidió del cargo después de veinte años.

 Carlos Prades ha sido presidente de la Asociación de Empresas de Logistica y Transporte de Contenedores del Puerto de Valencia (ELTC) y es director de Grupo Torres, empresa familiar dedicada al transporte de contenedores a nivel nacional y está vinculado a la actividad del transporte desde hace tres décadas. 

El pasado lunes hizo balance del sector en la Comunitat Valenicana y aseguró que el 90% de los transportistas valencianos denuncia "asfixia" por la subida del combustible, cuyo precio se ha incrementado en un 68 por ciento en el último año. Así lo refleja una encuesta para tomar el "pulso" a la situación del sector, realizada por la Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística. Prades explicó que lo que más preocupa al sector es la subida del precio de combustible, que ha pasado de suponer un 30% de los costes directos a un 40%. 

El precio del combustible

El precio del combustible ya se sitúa en más de 2,1 euros por litro, un 68% más que en 2021, lo que implica que llenar un camión articulado de carga general de mil litros, con el que se pueden recorrer 2.860 kilómetros, cuesta 838 euros más que el año pasado. Así, ha advertido que una flota media de tres vehículos tiene un sobrecoste de 2.514 euros.