El sindicato ATES-SAV ha convocado una huelga indefinida en Securitas Mobile Valencia. En los últimos tres meses han tratado de negociar las condiciones laborales pero no han conseguido llegar a un acuerdo con la empresa. La plantilla ha solicitado una revisión del complemento de trabajo que al parecer lleva "congelado desde hace casi 15 años", según informa el comité de huelga. La convocatoria se ha realizado por la sección sindical de ATES que atiende la voluntad de los trabajadores del departamento de Mobile mediante asamblea y votación.

El documento recoge una serie de mejoras por parte del personal de la empresa. "Nuestros objetivos son frenar la ascendente precarización que estamos padeciendo y recuperar lo que hemos perdido durante varios años, no reivindicamos más. Las reivindicaciones propuestas, han sido reiteradamente expuestas a la Dirección de Securitas, habiendo sido absolutamente estéril todos nuestros esfuerzos en alcanzar algún acuerdo que posibilitara y evitara el tener que recurrir a este amparo legal, como es el derecho de huelga", dice el comunicado.

"El complemento de trabajo es lo que nos ha llevado a convocar la huelga. Hace cuatro años nos prometieron una salida considerable que luego se quedó en nada. El 80 % de la plantilla está a favor de la huelga. De los 37 trabajadores que conformamos el departamento, 36 votaron a favor y sólo 1 se abstuvo", asegura Juan José Garrido del sindicato ATES-SAV.

Huelga Securitas Mobile Valencia

Las consecuencias de la huelga pueden ser bastante alarmantes ya que ofrecen servicio a empresas a nivel nacional. "Estamos a la espera de que se nos informe de los servicios mínimos que ofrecerá la empresa durante la huelga. Eso lo decide Delegación de Gobierno junto a la parte que propone la huelga, la empresa y al ser también de seguridad privada, entraría las fuerzas y servicios de seguridad del Estado. Nos han dicho que en las próximas horas nos lo comunicarán. La merma va a ser muy grande. No se van a poder atender en tiempo y forma las alarmas de clientes muy importantes. Ni tampoco se van a poder llevar a cabo las rondas que hacemos por instalaciones a particulares, explica Garrido.

"La merma va a ser muy grande. No se van a poder atender en tiempo y forma las alarmas de clientes importantes. Tampoco se van a poder llevar a cabo las rondas que hacemos por instalaciones a particulares"

"Pretendemos que nos escuche, que entren en razón porque no somos el enemigo. Somos sus trabajadores y nos están machacando. Somos un departamento que tiene mucho margen de beneficio respecto al resto. Gracias a sus trabajadores la empresa ha ido incrementando su facturación y nosotros nos hemos estancado y no hemos percibido nada".

Durante la negociación, la respuesta de la empresa fue clara. "En la última reunión del comité de empresa, el director territorial nos recomendó paralizar la huelga, los comunicados a prensa y clientes porque hacían mucho daño a la compañía y que el mismo nos trasladaría una propuesta. Desde ese momento el asunto se pasó a manos del jefe de nacional de recursos humanos y asuntos laborales y nos dijo que mientras estuviéramos en huelga no hablarían con nosotros. Y ya no han vuelto a comunicarnos nada. Nosotros lo que queremos es llegar a un acuerdo pero la empresa está hermética", explica.

La huelga de Securitas Mobile Valencia afectará a una importante cadena de moda, entidades bancarias, constructoras y particulares. Si no se llega a un acuerdo antes, se iniciará el próximo día 23 de julio a las 00:00.