Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuentas públicas

El Gobierno aprueba un techo de gasto récord de 198.221 millones para 2023

La cifra surge de un acuerdo de los socios del Gobierno e incluye una transferencia de 19.888 millones a la Seguridad Social Sin incorporar los fondos europeos, el límite total es de 173.065 millones, lo que supone un alza del 1,9%, mayor que el 1,1% con los recursos de la UE

Nadia Calviño, José Luis Escrivá, Isabel Rodríguez y María Jesús Montero. EP

El Gobierno ha aprobado un techo de gasto de 198.221 millonesel 1,1% más que en 2022, es decir el límite que podrán gastar las administraciones públicas en 2023. Este es el paso previo a la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado para el próximo ejercicio. Desde el Ejecutivo aseguran que los equipos del Ministerio de Hacienda y de la Vicepresidencia Segunda, en representación de las dos partes del Gobierno de coalición, han acordado un techo de gasto que supone la mayor cifra de la historia. Sin incluir los recursos europeos de fondo 'Next Generation' asciende a 173.065 millones, el 1,9% más. También hay una transferencia de 19.888 millones para la Seguridad Social, lo que supone un alza del 8,1% con respecto a este año.

Lo ha explicado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero y la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, que ha detallado el cuadro macroeconómico en el que se basarán las cuentas del año que viene.

El año pasado ese tope de gasto fue de nuevo de récord con 196.142 millones, una cifra muy similar a la de 2021, que fue el ejercicio en el que se dio un verdadero salto, con 196.097 millones gracias a unos 26.000 millones previstos por los fondos europeos 'Next Generation', incluidos por primera vez. Para 2022 se incluyeron 25.622 millones de euros. El objetivo es seguir un año más con la relajación de las reglas fiscales autorizada por Bruselas. Aún así se mantiene la "responsabilidad fiscal", con un déficit que será del 5% del PIB este año y del 3,9% el ejercicio que viene. Si se cumplen las previsiones, se habrá reducido el desfase de caja en un 60% desde la pandemia. Para las autonomías se incrementan el margen de déficit del 0,1% al 0,3% del PIB, que asume la administración central, hasta el 3,4%.

En esta ocasión, el alza de la inflación, que se prevé que continúe en niveles elevados todo el verano, ya está presionando las cuentas de hogares y empresas. Según los datos definitivos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el índice de precios de consumo (IPC) subió un 1,9% en junio en relación al mes anterior y disparó su tasa interanual hasta el 10,2%, su nivel más alto desde abril de 1985.

Desde el Gobierno asumen que será "duro" negociar un proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2023 que incluirá el incremento del gasto en Defensa para alcanzar el objetivo de llegar a un 2% del PIB en 2029, compromiso alcanzado en la Cumbre de la OTAN en Madrid.

Unidas Podemos y otros socios prioritarios para el Gobierno como ERC ya han mostrado públicamente su rechazo frontal a este aumento de las partidas destinadas a defensa y, en contraposición, urgen a tomar medidas "contundentes" de aumento de gasto social.

Según fuentes del Gobierno, los nuevos presupuestos podrán dar continuidad a las transformaciones económicas, a la creación de empleo, combatir la inflación, proteger a las personas, mejorar los servicios públicos e impulsar la transición ecológica.

Compartir el artículo

stats