Incarlopsa, compañía castellanomanchega proveedora de Mercadona y líder en la producción y elaboración de productos cárnicos porcinos en España, obvia la ralentización económica de otros ámbitos de actividad por el impacto del coronavirus al cerrar el ejercicio 2021 con una facturación de 927,6 millones de euros, lo que representa un incremento del 5,1% respecto al ejercicio anterior. Según informó ayer la empresa familiar dirigida por Clemente Loriente, la firma cárnica constata un crecimiento sostenido de las ventas durante los últimos cinco año ya que desde 2017 la cifra de negocio ha crecido un 37,6%.

Según el informe de gestión presentado por la mercantil con fábrica en Tarancón (Cuenca), el crecimiento de las ventas registrado en 2021 se ha articulado en torno a dos ejes: la estrategia de diversificación de la compañía y una apuesta decidida por la internacionalización. Así, en 2021 Incarlopsa ha acelerado su ritmo exportador situando las ventas en mercados exteriores en 84,5 millones de euros, que representa un incremento del 17,5% respecto al ejercicio anterior. En España, las ventas también han registrado una tendencia positiva: han aumentado un 4% hasta 843,1 millones de euros.

Costes de la energía

"El ejercicio 2021 ha seguido marcado por la incertidumbre. A los efectos derivados de la pandemia de la covid-19, hay que añadir el crecimiento exponencial experimentado por el precio de la energía y de los costes de logística y distribución que se han traducido en un incremento de los gastos operativos relacionados con ambos factores", asegura esta empresa.

En España, las ventas han aumentado un 4%, hasta 843,1 millones de euros

Incarlopsa ha seguido impulsando su compromiso con la innovación y mejorar la eficiencia de sus plantas productivas, así como minimizar el impacto ambiental derivado de su actividad en el marco del modelo de desarrollo sostenible y a largo plazo de la compañía. En 2021, Incarlopsa ha destinado 27,3 millones de euros a inversiones productivas. Además, ha afianzado su compromiso con proveedores locales y de proximidad, impulsando con ellos las mejores prácticas en materia ambiental y de bienestar animal y contribuyendo a dinamizar la actividad económica en el medio rural donde se sitúan las 1.512 granjas, 100% nacionales, con las que ha trabajado Incarlopsa en 2021.

“Los resultados obtenidos en 2021 reflejan nuestro compromiso con el medio rural, con nuestros clientes y con los hogares españoles, para quienes hemos producido cerca de 355.000 toneladas de alimentos y productos cárnicos, para seguir asegurando el acceso a una alimentación sana, equilibrada y de calidad. Esto no hubiera sido posible sin el esfuerzo de los más de 4.130 personas, entre empleo directo e indirecto, que integran la familia Incarlopsa”, explica Clemente Loriente, consejero delegado de Incarlopsa.