Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Enrique Bellés

"A Intercitrus le preocupa la presión y fuerza del ‘lobby’ sudafricano"

La interprofesional naranjera confía en que la campaña de promoción mejore el consumo

E. Bellés, en la sede de las cooperativas, el pasado jueves. | J.M. LÓPEZ

La organización que aglutina los intereses de organizaciones agrarias, cooperativas, industrias y comercios privados acaba de elegir al ingeniero agrónomo Enrique Bellés como nuevo presidente. Ya ha sido máximo dirigente de Intercitrus en otros tiempos. A la reciente asamblea general acudió el Ministro de Agricultura, Luis Planas, quien puso deberes a una entidad con escasos recursos y medios para defender los intereses de un sector ciertamente dividido entre sus integrantes.

La campaña 2021/2022 ha sido para olvidar, ¿no? ¿Qué previsiones maneja para la próxima?

Comenzamos la campaña con cierto optimismo, ya que todavía se dejaban sentir los últimos coletazos del incremento de la demanda de cítricos que se produjo durante la pandemia. No obstante pronto nos dimos cuenta del impacto de la exportaciones tardías de Sudáfrica en el inicio de la campaña nacional. Entraron en juego otros factores como la crisis económica, el incremento de los costes de producción o el estallido de la guerra en Ucrania. Estimamos que las condiciones meteorológicas modularán la producción hasta el punto de disponer de una cosecha suficiente en volumen y óptima en calidad para.

Las restricciones de agua por la sequía, ¿en qué medida afectará al sector citrícola de toda España?

El impacto de la sequía ha sido desigual en las diferentes zonas productoras. Según los últimos datos de la reserva hídrica que ha publicado la Aemet, la cuenca del Guadalquivir se encuentra a un 25% de su capacidad, mientras que la del Segura está en torno al 41% y la del Júcar por encima del 60%. Es un factor que condiciona las estimaciones de producción de cada región, aunque en zonas como Valencia o Castelló los problemas han venido más por las lluvias persistentes y la niebla en la época de cuajado de los frutos.

Comercio y cooperativas están por la labor de las campañas de promoción. ¿De qué dependerá el sí de las organizaciones agrarias?

Este ha sido un tema de amplio debate, por lo que entiendo que la cuestión está ya bastante madura. Cada uno debe ser responsable de sus actos y entiendo que la posición de cada colectivo debe ser expuesta y defendida por su parte. La promoción es necesaria en términos de posicionamiento del producto en los mercados, de diferenciación, de generación de valor añadido.

Los costes de explotación se disparan. Los márgenes de toda la cadena alimentaria se estrechan por la inflación. ¿Qué hacer?

Lo que llevamos tiempo viendo es que apretar siempre del mismo lado, pidiendo a los agricultores que ajusten sus costes de producción, no es suficiente. Ese discurso ya está agotado. Parcelas bien dimensionadas y estructuradas han tenido que malvender su cosecha, en el mejor de los casos, para no comprometer la de la campaña próxima. Hay que buscar un equilibrio en la cadena que ofrezca una justa remuneración a todos sus eslabones. Necesitamos una implicación total de toda la cadena para conseguir que los cítricos dejen de ser vistos como un producto banal o un comodity, donde el precio sea el mayor o único atributo a la hora de la decisión de compra y para fomentar entre los consumidores que se sientan como auténticos triunfadores en el acto de compra escogiendo cítricos europeos, donde España es líder.

Bruselas acaba de aprobar el reglamento de tratamiento en frío para los cítricos que importa. Sudáfrica no lo acepta y acude la OMC, ¿qué hacer con los cargamentos que están paralizados?

Más que la demanda en sí a Intercitrus le puede preocupar la fuerza del lobby sudafricano y la presión que ejerce en todos los ámbitos. En todo caso, la demanda no debería tener recorrido por diferentes razones. Los cargamentos paralizados son el resultado de una mala estrategia de los operadores de aquel país, que ya conocían las intenciones de la Comisión Europea. Intercitrus pide que se incrementen los esfuerzos en materia de inspección en frontera para que, en caso de entrar en suelo comunitario, se garantice que esos cargamentos no suponen riesgo alguno para las 600.000 hectáreas de plantaciones citrícolas europeas.

¿Europa está a la altura de las circunstancias de las alarmas fitosanitarias en el sector citrícola?

Siempre se agradecería más celeridad en la adopción de medidas y la aprobación de normativas, además de mayor sensibilidad hacia las características, demandas y necesidades del sector citrícola, que al igual que otros sectores agrícolas y ganaderos, no debe ser moneda de cambio en cuestiones que no le atañen directamente ni en la firma de los grandes acuerdos comerciales por los que apuesta Bruselas.

¿La sede de la interprofesional seguirá en València o hay presiones del sector para llevarla a Andalucía o Madrid?

Hoy en día, es fácil mantener un contacto constante a través de videoconferencia con todas las organizaciones que forman parte de Intercitrus y con las Administraciones públicas.

Asaja Andalucía, en 2021, se marchó afirmando que «Intercitrus es la interprofesional más antigua y probablemente la más inoperante». Falta de actividad, inoperancia, letargo…

Lo primero que hay que recordar es que la interprofesional es de ámbito estatal, y que su socio es Asaja Nacional con quien se debe establecer el debate, no con Asaja Andalucía, AVA-Asaja, Asaja Alicante o Asaja Murcia. Si la decisión de Asaja Andalucía tiene otros matices más allá de la inoperatividad de la interprofesional que le achaca, es una cuestión que su organización nacional deberá resolver internamente y en la que yo no debo entrar.

¿Para cuándo presencia estable en Bruselas?

Pese a lo aparente, y siendo un tema para analizar, no es una cuestión relevante en estos momentos, por cuanto las distintas organizaciones que componen Intercitrus tienen oficina abierta en Bruselas, al igual que las Administraciones. Ello nos permite obtener información de primera mano que nos facilita generar la estrategia oportuna. Veremos si este método es eficaz o, por el contrario, hay que abordar más adelante el coste que implicaría una sede propia en Bruselas.

¿Por qué no se acomete una «reconversión varietal» con la adopción de medidas que pasen por la sustitución de plantaciones no productivas?

La reconversión varietal siempre tiene un papel destacado. Disponemos de las mejores variedades del mercado. Es importante organizar la producción de forma que ofrezcamos al consumidor aquello que demanda con un calendario amplio que garantice el suministro a nuestros clientes y que evite los fenómenos de sobreoferta. La investigación puede jugar un papel importante.

¿Cómo ve la competencia de Egipto, Turquía o Marruecos?

Tienen una clara ventaja competitiva sobre las producciones nacionales, por cuestiones como las normativas laborales vigentes. Son países con clara vocación exportadora, en los que hay una apuesta por incrementar a corto y medio plazo los volúmenes de producción. Debemos diferenciarnos por calidad, gama y servicio, además de trabajar para generar unas condiciones de mercado que garanticen una competencia justa para todos, con las mismas reglas de juego. El discurso verde de Bruselas, con exigencias solo para los de aquí y no a los de allí, no se sostiene.

Compartir el artículo

stats