Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sagunt asegura que ya hay consenso para segregar la planta que alimentará a VW

El edil de Urbanismo garantiza que Generalitat, Iberdrola y PowerCo asumen la petición del gobierno local para reducir el impacto ambiental

Terrenos donde está prevista la gigafactoría. | TORTAJADA

La futura gigafactoría de Volkswagen en Sagunt contará a menos de 500 metros de distancia con una planta fotovoltaica que la alimentará, como reclamaban sus impulsores por cuestiones técnicas. Sin embargo, esta instalación no tendrá el tamaño previsto inicialmente de 250 hectáreas, sino menos; lo que implicará renunciar a levantar una sola una macroplanta y, en vez de esto, construir varias en sitios diferentes.

El edil de Urbanismo de Sagunt, Quico Fernández (Compromís), confirmó ayer este extremo a Levante-EMV al tiempo en que recalcó que la medida «ha sido consensuada desde el ayuntamiento con todas las partes implicadas», es decir, la Generalitat, Iberdrola y PowerCo, la nueva empresa de baterías del Grupo Volkswagen. Además, dejaba claro que esta demanda fue realizada por el equipo de gobierno local que conforman PSPV-PSOE, Compromís y EUPV «para reducir el impacto ambiental que tendría una macroplanta tan grande como todo Parc Sagunt I».

Fernández hizo estas consideraciones tras el revuelo generado por el comunicado sobre las demandas de su departamento para que la macroplanta fotovoltaica se fragmentara, pero sin aclarar entonces que la petición había sido aceptada. «No hay ningún conflicto, ni ninguna polémica. Ahora es cuando hay un consenso; antes, no», decía sobre la «sorpresa» municipal cuando se desveló la necesidad de que la instalación de Iberdrola estuviera a menos de 500 metros de la gigafactoría. «La postura del equipo de gobierno , y no solo de Compromís, fue pedir que la fotovoltaica se fragmentara. Y tenemos que agradecer que eso lo han aceptado ya la Generalitat, Iberdrola y PowerCo», afirmaba mientras el alcalde, Darío Moreno (PSPV-PSOE), declinaba pronunciarse.

Mazón y Ribó reaccionan de forma dispar a la petición

El presidente del PPCV, Carlos Mazón, y el alcalde de València, Joan Ribó (Compromís) valoraron ayer de un modo muy distinto la petición del edil de Urbanismo de Sagunt, Quico Fernández, de que la macroplanta que alimentará Volkswagen se fragmente para reducir su impacto ambiental en la ciudad. Mazón aprovechó para insta a los partidos del Botànic a «dejar de poner palos en la rueda a la llegada de inversiones» a la Comunitat, recordando incluso el caso del puerto de València, mientras Ribó defendió que la fotovoltaica «no pase por encima» de los agricultores.

Compartir el artículo

stats