Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La importación de gas y petróleo sitúa en mínimos el superávit comercial valenciano

El saldo se queda en 342 millones tras un descenso interanual en el primer semestre del 85 %. Las exportaciones se disparan en el período al registrar un incremento de casi el 25 % impulsadas por cerámica, alimentos y automóvil

Contenedores en el puerto de València Francisco Calabuig

Una de cal y otra de arena. Las exportaciones valencianas mantuvieron un rumbo vertiginoso en el primer semestre del año, pero las importaciones, lastradas por los productos energéticos, también, con lo que el superávit comercial de la autonomía se ha reducido a mínimos, según los datos hechos públicos ayer por el ministerio de Industria.

En los seis primeros meses del año, las ventas al exterior de la Comunitat Valenciana experimentaron un incremento del 24,9 %, hasta los 20.201 millones de euros. Fue una décima más que la media española. Dada la mejor evolución de competidoras como Andalucía y Madrid, la autonomía se queda en la cuarta posición con un peso del 10,6 % del total. Castelló, con un 29 %, fue la provincia con mejor evolución, seguida por Valencia (24,5 %) y Alicante (19,7 %). 

No obstante, el saldo comercial de la Comunitat Valenciana solo fue positivo en 342 millones de euros, tras un descenso del 85 % respecto al primer semestre de 2021. Pese a los descensos del 15,4 % y del 25,9 %, Alicante y Castelló mantuvieron datos en positivo, mientras que València siguió en negativo tras un aumento del déficit del 895 %. Y es que las importaciones en los primeros seis meses de este año se incrementaron en un 43,2 %, hasta alcanzar los 19.858 millones de euros. En este caso, la autonomía se situó también por encima de la media, dado que en el conjunto de España las compras al exterior crecieron un 40,7 %, aunque su déficit se multiplicó casi por seis y alcanzó los 31.963 millones. 

El factor clave en esta subida y en la reducción del superávit comercial valenciano estuvo en los productos enérgeticos, condicionados por el enorme encarecimiento del gas y el petróleo provocado por la invasión rusa de Ucrania. Esta partida se incrementó en términos interanuales en un 127,2 %, hasta los 2.536 millones, casi el 13 % de todas las importaciones valencianas.

El informe de Comercio Exterior detalla la evolución del mes de junio, en el que el gas y el petróleo importado aumentaron en un 164,7 % respecto al mismo mes de 2021, hasta llegar a los 612 millones. Esta cifra representó el 16,8 % de las compras al exterior efectuadas por la Comunitat Valenciana en dicho mes, que ascendieron a 3.642, con una subida general del 50 %. En dicho período el superávit comercial se redujo a 63 millones (una bajada del 73 %), después de que las exportaciones registraran una subida del 39,7 % y llegaran a los 3.705 millones.

Ventas

En el acumulado de los seis primeros meses del año, la partida exportadora con más peso fue la alimentación, que rozó los 4.000 millones, aunque solo subió un 5,2 %. Porcentualmente, el primer lugar corresponde a los productos energéticos, con un alza del 125,9 %. Llegan a los 1.206 millones -gracias a la planta de BP en Castelló- pero el déficit comercial es de 1.329 millones en este sector. También es significativo, dadas las dificultades de producción que ha sufrido en los últimos meses por la falta de componentes la Ford, la buena evolución de las ventas al exterior del sector del automóvil, que crecieron un 34,3 %, hasta casi 3.000 millones. Las semimanufacturas no químicas y, dentro de ellas, los productos cerámicos, elevaron sus ventas en un 33,8 %y superaron los 3.600 millones.

Compartir el artículo

stats