Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pamesa reclama soluciones a la crisis de la cogeneración

La situación «pone en peligro» el futuro de la compañía

El sector advierte de los problemas de la cogeneración. | LEVANTE EMV

El grupo Pamesa expone su preocupación ante los efectos adversos que la política energética del Gobierno causa a su industria. El presidente de la compañía, Fernando Roig, ha enviado una carta para mostrar su preocupación por la difícil coyuntura de sus plantas de cogeneración eléctrica, que han tenido que parar debido al elevado precio del gas natural y la ausencia de unas retribuciones actualizadas a estos costes, que en cambio sí disfrutan otros modelos más contaminantes, como las plantas de ciclo combinado o centrales de carbón.

La comunicación va dirigida al director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), Joan Groizard, con copia destinada a las ministras de Transición Ecológica y de Industria, Teresa Ribera y Reyes Maroto; y la presidenta del IDAE y la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen. También la han recibido el president de la Generalitat, Ximo Puig; y el conseller de Hacienda, Arcadi España.

Las conclusiones de Roig son contundentes: si no hay medidas para solucionar los problemas de la cogeneración «se ponen en serio peligro los objetivos del grupo Pamesa planteados para los próximos años, que se prevén muy complicados, y que son dar servicio a todos nuestros clientes, como hemos hecho durante nuestros 50 años de historia, mantener los 3.257 puestos de trabajo sin la aplicación de medidas de regulación de empleo y asegurar la continuidad de nuestro grupo como líder europeo en la fabricación de azulejos cerámicos».

Fernando Roig expone el ejemplo de su grupo. «Nuestra cogeneración aporta un ahorro del 14% de nuestros consumos propios en energía primaria, que es el doble del objetivo del Gobierno». Algo que ahora no es posible, porque las plantas están paradas.

Lo que dice Europa

Para el empresario «no estaría de más seguir las recomendaciones de la Unión Europea, que en el mes de septiembre del 2021, antes de la crisis energética, hizo pública sus recomendaciones, que consideran a la cogeneración como una solución eficiente». Y cree que el Gobierno debería «contemplar ineludiblemente la cogeneración de alta eficiencia y el despilfarro de sustituirla por los ciclos combinados. No existen razones para que el gobierno siga discriminando a la cogeneración mientras favorece la generación eléctrica con ciclos combinados y carbón, más ineficientes y contaminantes».

Compartir el artículo

stats