Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La incorporación de Globalvia da músculo a iryo para impulsar su expansión por España

La empresa de infraestructuras, que cuenta con concesiones ferroviarias en Madrid o Barcelona, se queda con el 24 % del accionariado de Air Nostrum del consorcio de alta velocidad

La locomotora de iryo, durante su presentación a finales de 2021. iryo

Cambio sustancial en la composición interna de Ilsa, el consorcio que se convertirá en el principal operador de Alta Velocidad privado de España con su firma iryo. A dos meses de que comience a operar con su primera línea entre Madrid y Barcelona, la empresa de infraestructuras de transporte Globalvia anunció ayer la adquisición de un 24 % del accionariado que tenían los socios de la valenciana Air Nostrum, un movimiento de calado que supone añadirle más músculo financiero al consorcio para poder encarar una expansión de sus operaciones por España.

Porque a comienzos de este 2022, el director general de Ilsa, Víctor Bañares, ya anunció su intención de llegar con la alta velocidad a Galicia a partir de 2026 e, incluso, pujar por otros servicios públicos. Bajo este horizonte, la incorporación de Globalvia -que cuenta con varias concesiones ferroviarias como el metro de Barajas o de Sevilla o una parte de las operaciones del tranvía de Barcelona, así como la gestión de varias autopistas en Chile, Portugal o Estados Unidos- supone un impulso al consorcio en esa dirección. De momento, además de la línea Madrid-Barcelona, está previsto que iryo conecte a la capital de España con València el 16 de diciembre; en marzo de 2023, con Andalucía y en junio del próximo año, con Alicante.

La operación supondrá mantener en manos españolas la mayoría accionarial de Ilsa, aunque ahora dividida en dos empresas. Al 24 % de Globalvia, se suma el 31 % que conserva Operador Ferroviario de Levante (OFL)-empresa propiedad de Air Nostrum-, mientras que el 45 % restante lo mantiene sin cambios el operador público italiano de Alta Velocidad, Trenitalia.

El tren de iryo que operará desde noviembre, en una imagen de archivo. Levante-EMV

Completar el "esquema original" de Ilsa

Como explicó el presidente de iryo y de Air Nostrum, Carlos Bertomeu, el acuerdo "completa el esquema original" que se había diseñado para la compañía. No en vano, en un inicio, estaba previsto que junto a la aerolínea valenciana participara en el proceso Acciona. Sin embargo, a finales de 2019, se rompió este acuerdo y finalmente solo OFL y Trenitalia crearon el consorcio que operará un 30 % de la Alta Velocidad española tras su liberalización.

Ahora con Globalvia -que ya intentó entrar en el proceso de liberalización de la alta velocidad en 2019 cuando se alió infructuosamente con Moventia-, Bertomeu afirmó que se incorpora un nuevo actor con "enorme solvencia" y con una "vocación de permanencia a largo plazo como accionista" de Ilsa.

Javier Pérez-Fortea, consejero delegado de Globalvia, remarcó ese impulso mirando al largo plazo y a la alta velocidad ferroviaria como "un elemento esencial para una movilidad sostenible", una vía que secundó su homólogo en Trenitalia, Luigi Corradi, añadiendo la importancia del proyecto de iryo para "acercar cada vez a más personas al tren como medio de locomoción".

Compartir el artículo

stats