Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Joaquín García Huerga: "Este parón nada tiene que ver con la crisis de la covid ni con la de 2008"

El directivo destaca la presión a la baja en las Bolsas al subir el BCE y la FED los tipos de interés

Joaquín García Huerga, el pasado lunes, en València. | F. BUSTAMANTE Elena Martínez

Joaquín García Huerga acumula casi tres décadas de experiencia como estudioso de los mercados financieros de todo el mundo. Es gestor de fondos de inversión, analista Financiero Certificado (CFA), máster en Banca y Finanzas en Analistas Financieros Internacionales y licenciado en Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid. Esta semana ha participado en València en un foro del BBVA con banqueros privados de la Comunitat Valenciana, Murcia y Baleares.

Existen incertidumbres y dudas en los mercados financieros para los inversores. Las Bolsas caen entre un 2% y un 27% este año tras otra semana marcada por el pesimismo. ¿Qué hacer?

Lo primero es mantener la calma. O dicho de otro modo, en tiempos de turbulencias no hacer mudanzas. Desaconsejo hacer viajes temerarios y lo mejor es esperar en buen puerto a que amaine la tormenta. Ese mensaje, aplicado al mundo del ahorro, a nuestros clientes, significa no hacer grandes cambios y entender muy bien lo que tiene cada uno en cartera. Hay que dejar pasar el tiempo. Las inversiones tienen que estar planificadas siempre a medio y largo plazo. Estamos inmersos en un proceso de desaceleración económica que será moderada y no intensa. La palabra recesión asusta. No tiene nada que ver tener una par de trimestres con crecimientos negativos o bordeando el cero a tener caídas del PIB tremendas. Este contexto es: menos crecimiento, quizás estancamiento. Esta situación nada tiene que ver con el parón económico por la covid ni con la crisis de 2008.

Los grandes fondos de BBVA, CaixaBank y Santander pierden entre un 6% y un 10% en lo que va de año. ¿Qué expectativas maneja?

Merece la pena hacer una salvedad. Cuando hablamos de que las cosas vienen mal dadas todo el mundo mira hacia las Bolsas, si bien lo que está pasando es más significativo en el mundo de la renta fija que en la renta variable. Y es que la renta fija acumula unas pérdidas históricas, comparativamente mucho más grandes que las de las Bolsas. La renta fija ha caído alrededor de un 10% en lo que va de año, una situación que no ha pasado en décadas. Entonces, toda la subida de los tipos de interés derivada a su vez de la subida del nivel de la inflación provoca que los activos más conservadores -dentro de la renta fija, los bonos soberanos, por ejemplo- estén acumulando pérdidas muy elevadas. Esto es muy novedoso. Por eso no hay escapatoria ni con los activos más conservadores y caen los fondos. Ahora bien, nuestros fondos tienen un comportamiento diferencial, en positivo, dentro de un entorno muy complicado.

¿Qué comportamiento pronostica entonces para la Bolsa europea a la vista de la crisis energética, los precios de las materias primas, la inflación y la guerra de Ucrania?

La renta variable avanza que se están ensombreciendo las previsiones económicas, sobre todo a raíz de la guerra en Ucrania y de la muy relevante subida de la inflación. Vamos a menos crecimiento. Ahora bien, la caída bursátil tiene un matiz específico y novedoso: hasta ahora la bolsas estaban cayendo por una menor previsión de crecimiento y también por la subida de los tipos de interés. Esa alza presiona a la baja, entre otros, a los sectores denominados ‘growth’ (tecnología, consumo...). La inflación se ha disparado tras la salida de la pandemia aunque mejoran los cuellos de botellas en las cadenas logísticas de suministros de mercancías en todo el mundo. Sin embargo, llega el nuevo matiz que aún castiga más a los mercados: el problema de la energía y de los precios del gas natural por la invasión de Ucrania, que afecta sobre todo a los suministros de los países de Europa.

¿El IPC ha tocado techo?

Necesitamos tener más visibilidad de cuándo van a caer los costes energéticos porque eso es muy importante para que caiga el IPC y baje la volatilidad en los mercado financieros. Cada vez estamos más cerca del pico de la inflación y cada vez es más verosímil o probable ver ese máximo de IPC en EE UU, aunque en Europa se puede demorar hasta casi final de año por los problemas de precios del gas. La primera condición para que baje la volatilidad de los mercados financieros es que disminuya la inflación y se estabilice. Así, estamos cada vez más cerca de ver ese pico de IPC. Se verá entonces el pico de las subidas de los tipos de interés de los bancos centrales y el mercado de bonos también se estabilizará.

Las medidas de Bruselas y el Gobierno de España para contener los costes de la energía, ¿van en la buena dirección?

A corto plazo no pueden haber soluciones mágicas. Entendemos que se está haciendo lo más razonable para mejorar la factura energética de las familias y empresas. Son soluciones políticas que a medio y largo plazo tanto Bruselas como el Gobierno de España deben trabajar en planes estratégicos que garanticen el suministro de energía a precios más bajos.

La Reserva Federal de Estados Unidos sube los tipos otros 0,75 puntos y prevé nuevas alzas. El precio oficial del dinero supera el 3% por primera vez desde 2008. ¿La Fed mantendrá la intensidad restrictiva?

Sí, el presidente Powell ha reiterado que ahora mismo el principal objetivo es bajar la inflación al objetivo del 2%, por lo que seguirán subiendo los tipos en EE UU. De hecho, la propia Fed ha subido la previsión del tipo oficial hasta el 4,6% desde el 3,8% que tenían en junio. La consecuencia será menor actividad económica y repunte de la tasa de paro, es decir, que la medicina es amarga. En cualquier caso, como la evolución de la inflación es incierta, la Fed seguirá siendo dependiente de los datos que vayan saliendo.

¿Es momento de apostar por la renta fija o la variable?

La subida de los tipos de interés abre la puerta a la remuneración positiva del ahorro. Por eso se empieza a hablar de la rentabilidad de los depósitos de nuevo.

¿Cuáles son las mejores ofertas de los bancos?

Hay que empezar a mirar a la renta fija como una inversión atractiva. A partir de ahora, las carteras conservadoras lograrán rentabilidades positivas y esto es bueno a futuro. Está mejorando la rentabilidad esperada de los fondos de inversión, especialmente de los conservadores.

Infraestructuras, salud, ocio, bienestar... ¿Son sectores de éxito para invertir?

Sí, porque tienen dinámicas de crecimiento en el medio y largo plazo superiores a la media de otros ámbitos económicos. Hay tres campos de éxito para el banco: los llamamos ‘Planeta Tierra’, tecnología y demografía. Así resumimos los campos relacionados con el consumo, la salud, el bienestar o las infraestructuras.

Compartir el artículo

stats