Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Inclusión financiera

La banca propone concursos públicos para llevar cajeros a 243 municipios rurales

El sector y el Gobierno prevén presentar en días el plan para garantizar el acceso al efectivo de la España vaciada | Las entidades prefieren licitaciones en lugar de cajeros de marca blanca para poblaciones de más de 500 habitantes desatendidas

La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño; el presidente de la CECA, Isidre Fainé; y la presidenta de la AEB, Alejandra Kindelán.

El Ministerio de Economía y la banca tienen previsto presentar en los próximos días -en principio en lo que resta de semana o principios de la próxima- el plan de medidas en que llevan trabajando desde hace meses para mejorar el acceso a los servicios financieros básicos en la España vaciada. El principal punto que queda por cerrar es cómo se instalan cajeros automáticos en los 243 municipios de más de 500 habitantes (con unos 211.000 habitantes) que al cierre del año pasado no contaban con ninguna vía de acceso directo al efectivo. El sector financiero prevé proponer al Gobierno que se haga mediante concursos públicos, según ha podido confirmar El Periódico de Catalunya, diario del mismo grupo, Prensa Ibérica, que este periódico.

Fuentes financieras apuntan que el departamento que dirige Nadia Calviño transmitió al sector hace algún tiempo que prefiere una solución que pase por instalar cajeros de marca blanca, sin la enseña de ninguna entidad concreta, y pagados por todos los bancos en función de su cuota de mercado. Las entidades han explorado cumplir con esa petición a través de la empresa de servicios de medios de pago Redsys. Sin embargo, esta alternativa no gustaba a algunos bancos, particularmente entre los más grandes y de red más extensa, por lo que el sector tiene previsto proponer finalmente a Economía que se haga a través de licitaciones públicas

El argumento de dichas entidades es que, ya que tienen que asumir el coste, es justo que puedan poner su marca. Coordinado a través de sus patronales AEB, CECA y UNACC, el sector está ultimando los últimos detalles de su propuesta, pero la idea es plantear que durante unos seis meses se convoquen los concursos, siguiendo el modelo aplicado desde hace tiempo en comunidades autónomas como la valenciana. También ofrecen que, si pasado ese plazo alguno de los 243 municipios se queda sin cubrir (algo que consideran poco probable debido a su bajo número), se instale en ellos un cajero de marca blanca.

Reparto del coste

Otro punto relevante es el reparto del coste de instalación y mantenimiento de los cajeros. La banca quiere que el sector público (bien el Estado, bien las Diputaciones o Ayuntamientos afectados) asuma parte de dicho coste y al menos garantice la disponibilidad de un espacio físico adecuado, las conexiones a las infraestructuras tecnológicas necesarias (como internet) y el cumplimiento de los requisitos de seguridad imprescindibles. En el sector, empero, hay ciertas dudas de que Economía vaya a aceptar la fórmula propuesta para instalar los cajeros y el reparto del coste. 

Los trabajos se están ultimando en los niveles técnicos de las patronales y con los del ministerio, pero está previsto que el plan se anuncie tras una reunión entre la vicepresidenta Calviño y los responsables de las patronales: Alejandra Kindelán (AEB), José María Méndez (CECA) y Cristina Freijanes (UNACC). En principio iba a ser este martes, pero se aplazó. En el encuentro, la ministra también quiere tratar con el sector la situación de los hipotecados tras la subida del euribor, para quienes Economía ya estudia posibles medidas de apoyo a los más vulnerables. 

1,4% de la población

Según un estudio presentado por las patronales antes del verano y encargado a Joaquín Maudos (catedrático de análisis económico de la Universitat de València y director adjunto de investigación del Ivie), el 54,4% de los municipios españoles (4.422), donde reside el 3,3% de la población (1.555.688 habitantes), no cuenta con sucursal bancaria, aunque sí con alguna otra vía de acceso físico a los servicios más básicos (como los cajeros, los 'ofibuses' o la red de Correos). En cambio, el 39,7% de los municipios (3.230) y 1,4% de la población (657.557 españoles) no tiene acceso al efectivo, con datos del cierre de 2021.

El plan que ultima el sector y Economía se centra en este último colectivo. Los municipios que no tienen ningún punto de acceso a los servicios bancarios son de tamaño muy pequeño (solo 204 habitantes de media, frente a 9.968 del resto de municipios), con una densidad de población muy reducida (6,1 habitantes por km2 frente a 117,8) y de carácter mayoritariamente rural (lo son el 99,3%, frente al 73,3% del resto). El problema se concentra en provincias como Zamora, Salamanca, Palencia, León, Burgos, Soria, Guadalajara, Ávila, Cuenca, Segovia, Lleida, Valladolid, Navarra, Cáceres, Huesca, Teruel y Girona.

Medidas

Además de la instalación de los cajeros en los municipios de más de 500 habitantes (en un principio la banca lo planteó en los de más de 700), el plan incluye medidas como ampliar la flota de oficinas propias móviles (los llamados 'ofibuses'); incrementar el número de agentes financieros (persona o empresa que actúa por cuenta de una entidad de crédito sin pertenecer a la misma); y alcanzar más acuerdos de 'cashback', es decir, de retirada de efectivo en establecimientos comerciales como gasolineras y farmacias.

Asimismo, como adelantó este diario, el sector alcanzó antes del verano un acuerdo con Correos para poner a disposición de las entidades su servicio Correos Cash, que permite realizar retiradas e ingresos de efectivo en los 4.675 puntos de atención y a través de 6.000 carteros rurales de la empresa pública postal.

Compartir el artículo

stats