Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La CEV prevé que la economía valenciana crezca un 4% en 2022, frente al 4,4 % de la media de España

La patronal, que advierte de la desaceleración, atribuye el avance del PIB en el segundo trimestre al dinamismo del sector exterior, la recuperación del consumo de los hogares y la inversión privada

La vivienda continúa tirando del negocio de la construcción en la C. Valenciana. MIGUEL Á. RODRÍGUEZ| EUROPA PRESS

La Comunitat Valenciana crecerá en torno al 4 % durante este año, según estima la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), presidida por Salvador Navarro, tras presentar ayer su informe de coyuntura y perspectivas correspondiente al segundo trimestre de 2022. Esta mejora del Producto Interior Bruto (PIB) se sitúa cuatro décimas por debajo de la estimación que espera el Gobierno de España para el conjunto del país en este año: 4,4% . El Informe de Coyuntura y Perspectivas Económicas del segundo trimestre de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), que acaba de presentar esta entidad y que sigue la línea del anterior, prevé que la economía de la Comunitat Valenciana mejore por encima de la media de la Unión Europa

La organización empresarial realiza estas estimaciones tras conocer también las perspectivas que maneja la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) y sitúa a la Comunitat Valenciana con un crecimiento en el segundo trimestre de 2022 del 1,3 % en tasa trimestral y el 7,2 %, en tasa anual. Ambos indicadores macroeconómicos sitúan a la Comunitat

La organización empresarial realiza estas estimaciones tras conocer que según  estimaciones  de  la  Autoridad  Independiente  de Responsabilidad Fiscal (AIReF), la Comunitat Valenciana ha acelerado su crecimiento en el segundo trimestre de 2022 hasta el 1,3 % en tasa trimestral y el 7,2 % en tasa anual. Ambas tasas se sitúan por encima de la media nacional y europea, y ocupan el tercer puesto del crecimiento regional de España, tanto trimestral como anual.

 La autonomía crecerá, de este modo, “a niveles superiores a los de la media de España y de la zona euro”, a pesar de la escalada de la guerra en Ucrania y su incidencia sobre los mercados energéticos y de materias primas, la prolongación de los problemas en las cadenas de suministros, la persistencia de los altos niveles de inflación y las subidas de tipos de interés, que “están provocando una desaceleración generalizada de las economías y elevando sobremanera los niveles de incertidumbre” de cara al futuro próximo.

La hostelería tira del carro

Pese a los elementos perturbadores provenientes del exterior, la normalización de la actividad a nivel interno ha permitido que la economía de la Comunitat Valenciana haya mostrado durante el segundo trimestre un notable repunte. En concreto, por el lado de la demanda, el avance económico en el segundo trimestre se ha sustentado en el dinamismo del sector exterior, la recuperación del consumo de los hogares y la inversión privado, sobre todo en vivienda; mientras que el consumo público ha descendido. Por el lado de la oferta, las actividades que más han impulsado el crecimiento han sido “hostelería” –que ha mostrado un notable dinamismo, con niveles de actividad próximos al de un año de “normalidad-, “transporte y almacenamiento”, “construcción” y algunas ramas manufactureras, como “textil y confección”, “cuero y calzado” y “material de transporte”.

La persistencia de los altos niveles de inflación y las subidas de tipos de interés alteran los planes de los mercados

decoration

Más comercio con Reino Unido

La CEV también destaca el tirón del comercio exterior. En concreto, las exportaciones hacia Reino Unido han crecido un 32,0 % y las importaciones un 35,6 %. No obstante, el saldo comercial con Reino Unido ha subido considerablemente. Por otra parte, como consecuencia del conflicto diplomático entre España y Argelia, las exportaciones de la Comunitat a Argelia se han desplomado en julio un 52,3 % en tasa anual y las importaciones un 63,3 %.En el ámbito laboral, entre abril y junio la población activa creció un 0,52 % en tasa trimestral; cerca de 13.000 personas. El mercado de trabajo no las pudo absorber en su totalidad. Por ello, pese a que el número de ocupados avanzó un 0,56%, el de parados subió un 0,25 %. La tasa de paro descendió en el segundo trimestre hasta el 12,81 %. En julio el paro registrado descendió, pero en agosto subió con fuerza. La Seguridad Social perdió afiliados. 

Evolución del empleo

No obstante, tras el análisis realizado y teniendo en cuenta las expectativas de futuro de las organizaciones empresariales sectoriales de la Comunitat Valenciana, el informe también señala que durante los siguientes trimestres la economía regional, al igual que la nacional, continuará desacelerándose “aunque en tasas compatibles con la generación de empleo”.

En esta línea, las perspectivas apuntan a que la economía de la Comunitat Valenciana mantendrá durante el tercer trimestre un tono aceptable en términos de actividad y empleo, aunque, salvo en las ramas relacionadas con el turismo, ya se han mostrado claros signos de ralentización.

Agricultor en un campo de hortalizas de Valencia.

Agricultura: costes de producción

El sector primario sigue en una situación adversa, agudizada por la inasumible escalada de costes de producción, una desfavorable climatología y la falta de soluciones fitosanitarias y biológicas eficaces contra plagas y enfermedades. Es el único gran sector que durante este segundo trimestre ha perdido empresas y autónomos inscritos a la Seguridad Social. 

Industria y construcción

El sector industrial ha mostrado, en términos generales, una evolución favorable en el segundo trimestre del año. Hasta julio las ramas más dinámicas son cuero y calzado, material de transporte, textil y confección y material y equipo eléctrico, electrónico, informático y óptico; todas ellas con avances de dos dígitos. Por el contrario, maquinaria y equipo, azulejomadera química acumulan descensos en sus niveles de actividad. Con datos de julio, salvo “madera”, que en los dos últimos meses ha perdido fuelle, el resto de las ramas manufactureras superan los niveles de producción previos a la pandemia.  

La construcción ha acelerado en el segundo trimestre su actividad, de forma más intensa en edificación que en ingeniería civil. Los visados de dirección para obra nueva avanzan a tasas muy elevadas, pero los de rehabilitación muestra un claro retroceso. Las transacciones inmobiliarias de vivienda han perdido dinamismo, tanto en vivienda usada como en vivienda nueva. No obstante, el número de hipotecas firmadas hasta julio se mantiene alto. 

Compartir el artículo

stats