València se ha convertido estos días en la capital mundial del cereal 2022 con la celebración de la 62ª edición de European Commodities Exchange que ha reunido a más de 90 empresas de todo el mundo y 3.000 participantes relacionados con el comercio de cereales y otros productos afines. Los puertos son los grandes aliados en el comercio internacional de este producto básico para las personas, especialmente en momentos como la actual coyuntura geopolítica por la guerra en Ucrania.

El presidente de la 62º European Commodities Exchange y Cónsul Mayor del Consulado de la Lonja de València, Vicente Ebri, ha puesto en valor la importancia del Puerto de València “una pieza clave en la actividad de nuestro comercio de cereales desde el siglo XV, sin el Puerto nunca hubiéramos podido ser lo que somos. Sin el impulso del comercio marítimo no hubiera sido posible la Lonja de València, símbolo del poder de la ciudad para atraer a los comerciantes. Un puerto fuerte es sinónimo de comercio y riqueza para su gente”.

En esta línea, Ebri ha destacado que “es más necesario que nunca la nueva terminal de contenedores en la ampliación norte del Puerto de València y el acceso por túnel para que nuestro comercio de cereales, y el resto de los productos que entran y salen por Valencia, lleguen a cualquier rincón del mundo. Una nueva terminal avanzada tecnológicamente y sostenible medioambientalmente que refuerce el papel tan importante del Puerto de València para la economía española, las empresas y la ciudadanía”. 

El Cónsul Mayor del Consulado de la Lonja de València ha encabezado la visita que una delegación de la European Commodities Exchange ha realizado al Puerto de València para conocer in situ la actividad del recinto. La comitiva ha recorrido la terminal de graneles y la ampliación norte donde se ubicará en sus aguas abrigadas la nueva terminal de contenedores y la terminal de graneles. Conocedores de la importancia de los recintos portuarios para su actividad, los representantes de las bolsas de cereales y granos más importantes de Europa han coincidido en la importancia esta nueva terminal del Puerto de València y los proyectos que está llevando a cabo la APV.

“En esta visita -ha indicado Ebri- hemos constatado la importancia estratégica y el privilegio de disponer de uno de los puertos más punteros del mundo tanto desde el punto de vista comercial como el de la sostenibilidad. Todos hemos coincidido en la necesidad de que esta infraestructura siga creciendo de una manera sostenible para potenciar el servicio que ofrece a las empresas import/export”.

En el recorrido han participado, entre otros, Claudio Bongiovanni, presidente de la Associazione Granaria di Torino y presidente de European Commodities Exchange, la secretaria general, Christine HOPPÉ de la bolsa de Estrasburgo o Jean-François Herrmann, tesorero y expresidente de la bolsa de Estrasburgo, o Christian Hald, secretario general de la bolsa Südwestdeutsche Warenbörsen.

La Lonja y el Libro del Consulado del Mar

La 62ª European Commodities Exchange se celebra en el Centro de Eventos y Convenciones de Feria Valencia con una exposición de 10.000 metros cuadrados con la presencia de más de 90 empresas dedicadas al mundo del cereal que podrán intercambiar productos e ideas durante dos días. Durante las jornadas, intercambiarán conocimientos los diversos actores: comercio, industria, transporte, servicios y puertos.

European Commodities Exchange, del que forman parte 38 bolsas de 12 países, no son bolsas de valores en el sentido habitual de esta expresión, sino mercados de cereales que agrupan a operadores de los sectores de las semillas, los abonos, los piensos y productos afines, así como del sector terciario (bancos, transportes, seguros, etc.).

El evento de este año está organizado por la Lonja de València, construida en el siglo XV, y templo histórico del comercio valenciano. De hecho, la importancia del Cap i casal en el tráfico por vía marítima se refleja desde el 1 de diciembre de 1.283 cuando el rey Pedro III de Aragón concede el privilegio para tener el primer código de derecho mercantil marítimo llamado el ‘Libro del Consulado del Mar’, primer código impreso en España en 1407 cuyo original se encuentra en el archivo municipal de la ciudad de València.

Debido a la pujanza del comercio valenciano en el siglo XV, se construyó la Lonja de Valencia por el maestro Pere Compte, que hoy en día es Patrimonio Mundial de la Humanidad declarada por la UNESCO.