Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Seguridad Social

Así quedan las pensiones en el 2023

El INE publica el dato provisional del IPC de noviembre, que rebaja una décima el primer cálculo del Gobierno para revalorizar las pensiones

Varias personas mayores conversan en Barcelona. Manu Mitru

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado este martes el dato del IPC adelantado de noviembre, que sirve de referencia para la revalorización de las pensiones en 2023. Finalmente las prestaciones y el ingreso mínimo vital subirán un 8,5% el próximo ejercicio, una décima por debajo de la previsión incluida en los Presupuestos Generales del Estado. A expensas de que el INE confirme el dato de inflación en las dos próximas semanas, el incremento entrará en vigor a efectos del 1 de enero del 2023 y los pensionistas ingresarán ya en la nómina de este mes su prestación con las tablas actualizadas. El incremento para las pensiones contributivas, las más frecuentes entre el colectivo de pensionistas y que actualmente perciben cerca de 10 millones de personas, subirán el 8,5%, cifra que resultado de la evolución media del IPC durante el 2022.

En 2023 será el segundo año en el que rige la nueva fórmula que el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, pactó con patronal y sindicatos para revalorizar automáticamente las prestaciones contributivas cada año. Esta es el resultante de calcular la media de la inflación entre diciembre del año anterior y noviembre del presente. Lo que ha acabado resultando para el próximo ejercicio ese 8,5%. Es decir, si la pensión media de jubilación es actualmente de 1.141,63 euros (según la nómina de octubre), a partir de enero subirá a 1.238,7 euros, unos 97 euros de incremento medio. También subirán en la misma proporción todas las pensiones contributivas de viudedad, incapacidad temporal u orfandad.

Las pensiones mínimas también subirán el 8,5%

Actualmente la pensión mínima no contributiva es de 484,61 euros al mes y el año que viene subirá en función de cómo cierre el IPC el año. Aplicando la aproximación del 8,5% que prevé el Gobierno, esta transferencia quedaría en 2023 en los 525,8 euros, es decir, subiría unos 41,2 euros a partir del 1 de enero del 2023. En España hay alrededor de 428.000 personas perciben algún tipo de pensión no contributiva -ya fuere mínima o por invalidez-. En el otro lado de la balanza, la pensión contributiva máxima subirá hasta los 3.059,2 euros al mes. En este sentido, la base máxima cotización subirá en línea con las pensiones, en torno al 8,5%.

No habrá 'paguilla'

Si bien la revalorización de las pensiones en función del IPC medio del año anterior fue una novedad el año pasado, este 2023 la normativa ya suma su segundo año consecutivo de vigencia y no será necesaria una 'paguilla' compensatoria para la transición entre uno y otro sistema de cálculo. Algo que sí sucedió el año pasado, cuando las pensiones subieron a principio de año el 0,9%, de acuerdo a la inflación esperada para este año y una vez conocida la inflación media doce meses después se abonó la diferencia entre ese 0,9% y el 2,5% de final de año. A partir de ahora las tradicionales 'paguillas' desaparecen de las nóminas de las pensiones.

Compartir el artículo

stats