Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El precio del diésel en la Comunitat Valenciana baja a su mínimo desde abril

La diferencia en el coste entre el gasóleo y la gasolina se estrecha gracias a la recuperación de la fortaleza del euro y al menor temor a una escasez en el suministro para este invierno

Un hombre llena un depósito, en una imagen de archivo. L.O.

Desde que estallara la guerra en Ucrania a finales de febrero los precios de los combustibles sufrieron una subida casi descontrolada que culminó en un verano con costes récord para ciudadanos y empresas en el llenado de depósitos. Sus valores, incluso, se situaron por encima de los dos euros por litro, una realidad en la que el diésel se colocaba ampliamente por encima de la gasolina en precio pese a haber sido tradicionalmente un combustible más económico. Hoy, cuando solo falta un mes para que concluya el año, la gasolina sigue estando más barata que el gasóleo, pero con una gran diferencia respecto a meses anteriores: el desplome en el coste del último está estrechando cada vez más la brecha entre ambos carburantes, que ya solo es de siete céntimos.

Porque según los últimos datos dados a conocer por el Ministerio de Transición Ecológica, de media el precio del litro de diésel en las estaciones de servicio valencianas alcanzaba el pasado martes los 1,789 euros, una caída del coste del 9,1 % -equivalente a casi 18 céntimos- respecto al valor con el que arrancó el mes de noviembre (1,968). Además, resulta la cifra más baja para el precio del diésel desde el pasado 13 de abril, cuando este carburante se encontraba en plena escalada.

La explicación tras ello, entre otros factores, se encuentra por un lado en la recuperación de la mayor fortaleza del euro respecto al dólar -lo que influye en el menor impacto de compra de las materias primas energéticas- y también en un descenso considerable en la cotización del gasóleo, debido a que ha crecido la expectativa de garantía de tener suministro de carburante durante este invierno pese al impacto del conflicto ucraniano.

Depósitos más baratos

Ante esta realidad, llenar con 50 litros un depósito de diésel -contando para ello con los 20 céntimos de bonificación del Gobierno, una medida que a partir del próximo año podría únicamente aplicarse a los consumidores con rentas bajas- cuesta hoy menos de 80 euros (79,45), nueve céntimos menos de media que lo que suponía a inicios de mes (88,4 euros).

Mientras, en este mismo mes de noviembre, la gasolina ha reducido su precio en tres céntimos y medio, pasando de los 1,752 euros/litro a 1,715, el valor así más bajo desde el pasado 6 de octubre (1,706 euros por litro). Con esta realidad, echar 50 litros al depósito -añadiéndole el descuento del Gobierno- ha pasado de costar el 1 de noviembre 77,6 euros a los actuales 75,75 euros.

Compartir el artículo

stats