La transición hacia un nuevo modelo energético ya no es una opción. Ante la emergencia climática los expertos exigen medidas efectivas a las administraciones públicas, pero también el compromiso firme de la inversión privada y del conjunto de la sociedad, una meta que precisa la colaboración entre todas las partes. Además, la pandemia de coronavirus y la crisis energética provocada por la guerra en Ucrania han evidenciado todavía más la necesidad de apostar por la descarbonización y las renovables, y han supuesto una inyección de fondos europeos que se han convertido en una oportunidad histórica. 

Para abordar el estado de la Comunitat Valenciana respecto al resto de países europeos en materia de sostenibilidad, así como el funcionamiento de las sinergias público privadas o la necesidad de comunicar a la ciudadanía las acciones en favor del medioambiente, Levante-EMV organizó, con el apoyo de Valenciaport, Simetría y la Conselleria de Hacienda, un encuentro informativo este jueves 1 de diciembre bajo el título «Ací Europa: Energías Renovables».

Silvia Tomás, directora de Relaciones Institucionales de Prensa Ibérica en València, fue la encargada de moderar el evento que contó con la participación de María José Mira, secretaria autonómica de Modelo Económico y Financiación; y Julio Sanchis, jefe del Servicio de Análisis, Orientación y Apoyo Técnico a Procedimientos de los Programas Operativos

También acudieron al encuentro Benjamín Martínez, director del Departamento de Energías Renovables de Instituto Mediterráneo para el Desarrollo Sostenible (Imedes); Federico Torres, director del Área de Transición Energética de la Autoridad Portuaria de València (APV); y Juan Sacri, presidente de la Asociación Valenciana de Comunidades Energéticas (Avace).

Instrumentos financieros

Más allá de los Next Generation, la Unión Europea cuenta con importantes instrumentos financieros para apoyar el desarrollo de las distintas regiones europeas. El Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) es uno de ellos y su gasto se centra en investigación e innovación, tecnologías digitales, pequeñas y medianas empresas (pymes) y en la promoción de una economía baja en emisiones. 

«Tenemos que aprovechar la oportunidad que Europa nos brinda de conseguir financiación»

María José Mira - Secretaria autonómica de Modelo Económico y Financiación

Tal como detalló la secretaria autonómica, la Comunitat Valenciana recibió una importante cuantía de estos mismos dentro del Programa Operativo 2014-2020: más de 300 millones por la puesta en marcha de nuevas infraestructuras sanitarias, más de 100 millones por las infraestructuras educativas o la adecuación de las existentes a planes de eficiencia energética, o más de 100 millones por nuevas líneas de metro y la electrificación de las existentes, entre otros. «Tenemos que aprovechar la oportunidad que Europa nos brinda de conseguir financiación y tener un modelo de vida sostenible», reconoció Mira.

María José Mira, secretaria autonómica de Modelo Económico y Financiación. Fernando Bustamante

De cara al Programa Operativo 2021-2027, se plantea la rehabilitación de edificios públicos, ayudas a empresas y entidades para la contratación de planes energéticos o la promoción del uso de energía verde y de las infraestructuras de transporte público. En este sentido, Julio Sanchis explicó que si hasta ahora en el período 2014-2020 los Feder podían financiar el 50 % de los proyectos certificados (como región más desarrollada), la Comunitat Valenciana en el período 2021-2027 pasa a ser región en transición, lo que permite que la Unión Europea subvencione el 60 % de la iniciativa.

«Debemos llegar a la ciudadanía y acercarles estos proyectos para que los hagan propios»

Julio Sanchis - Jefe del Servicio de Análisis, Ordenación y Apoyo Técnico a Procedimientos de los Programas Operativos

La información de cada uno de todos estos proyectos certificados en el período 2014-2020 está publicada en la web de la Dirección de Fondos Europeos, de tal manera que la ciudadanía puede consultar qué iniciativas han recibido financiación en su municipio. «Tenemos una labor de llegar a la ciudadanía y acercarles estos proyectos sobre todo para que sean conscientes de que se están cofinanciando con parte de sus impuestos, la otra parte viene de Europa, y así los hagan propios y se identifiquen con ellos», defendió Sanchis.

Julio Sanchis, jefe del Servicio de Análisis, Ordenación y Apoyo Técnico a Procedimientos de los Programas Operativos. Fernando Bustamante

Fomentar esta correspondencia es una cuestión que tienen muy en cuenta en Imedes, donde apoyan a las compañías para adaptarse a la transición energética de una forma eficaz y responsable. «Lo que no se cuenta no existe. El departamento que más ha crecido en los últimos años es el de comunicación. Las empresas nos piden que les ayudemos a trasladar sus logros en materia de sostenibilidad. La responsabilidad social ya no es suficiente, ahora se exige una mayor concienciación», afirmó Benjamín Martínez.

Iniciativas valencianas

Una de las entidades más comprometidas con la transición energética es la APV. «Estamos trabajando en ocho líneas estratégicas: transporte marítimo, terrestre, ferrocarril, edificios, movilidad, servicios náuticos, las terminales y la punción de las renovables. Con dos objetivos: las cero emisiones en 2030 y ser autosuficientes», declaró Federico Torres. La APV tiene en marcha dos proyectos para instalar plantas fotovoltaicas en València, al que se suma la instalación solar ya licitada para el Puerto de Gandia.

«Trabajamos con dos objetivos: las cero emisiones en 2030 y ser autosuficientes»

Federico Torres - Director del Área de Transición Energética de la Autoridad Portuaria de València

Junto con las iniciativas a cargo de grandes infraestructuras como el puerto, está el impulso a las comunidades energéticas locales (CEL), formas de autoconsumo colectivo que garantizan a ciudadanos y empresas consumir energía producida en su propio municipio. Este modelo trae beneficios económicos, sociales y medioambientales para el entorno donde se desarrollan, permiten la independencia de las grandes distribuidoras y suponen una reducción de los gastos

Federico Torres, director del Área de Transición Energética de la Autoridad Portuaria de València. Fernando Bustamante

«En la Comunitat Valenciana somos pioneros desde que se apostó en 2019 para sacar los primeros fondos de proyectos piloto de CEL a través del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace). Desde entonces, hay una curva de aprendizaje ascendente», indicó Juan Sacri. 

En cifras, había «siete proyectos de CEL en 2020, aproximadamente una veintena en 2021 y este año se han tramitado más de 50 expedientes». «Las cantidades destinadas por parte de la Generalitat fueron 200.000 euros en el primer año, 500.000 en el segundo y este año 5 millones. De cara a 2023, están aprobados en los presupuestos otros 5 millones. Esto va a consolidar este modelo energético, con una visión más humana, donde participan entidades locales, pymes y la ciudadanía», compartió Sacri. Dos ejemplos de éxito son Enercoop y Sapiens.

Simplificar la burocracia

A pesar de que se ha avanzado mucho, la puesta en marcha de estas medidas para la eficiencia energética tiene todavía algunos retos por superar. Uno de los más importantes son la burocracia y los trámites. «Somos sufridores agraciados de los proyectos Next Generation. Hemos tenido que dedicar cuatro personas durante cuatro meses para intentar descifrar la lista de requerimientos. Entiendo que una pyme jamás podrá acceder a ello», señaló Torres, quien insistió en la importancia de facilitar y simplificar estos procesos.

«Las empresas nos piden que les ayudemos a trasladar sus logros en materia de sostenibilidad»

Benjamín Martínez - Director del Departamento de Energías Renovables de Instituto Mediterráneo para el Desarrollo Sostenible (Imedes)

Al respecto, Mira reconoció que las administraciones tienen la obligación de «unificar y facilitar». Desde la Generalitat, añadió, son conscientes de esta necesidad y han puesto en marcha una dotación de puestos de trabajo concreta de empleados públicos especializados en fondos europeos, una bolsa a la que se han presentado en convocatoria 4.000 personas. «Hay gente que quiere tener la oportunidad de aprender y gestionar estos instrumentos», afirmó.

Benjamín Martínez, director de Energías Renovables de Instituto Mediterráneo para el Desarrollo Sostenible. Fernando Bustamante

Asimismo, la apuesta por la energía verde de la administración pública debe ir de la mano con el sector privado. «La colaboración es fundamental para poder sacar adelante estos proyectos. Por una parte, el inversor necesita tener la certeza de que va a recuperar la inversión. Además, el hecho de que la administración pública participe garantiza que se va a realizar un estudio de viabilidad de la iniciativa serio y va a asegurar el cumplimiento de los plazos», apuntó Martínez.

«Desde Avace defendemos priorizar estas cubiertas antes que consumir territorio»

Juan Sacri - presidente de la Asociación Valenciana de Comunidades Energéticas (Avace)

En cuanto a los desafíos de la implantación de estas comunidades de autoconsumo, la falta de espacios viables y de mano de obra cualificada son dos de los más relevantes. «Ivace hizo un estudio del potencial de las cubiertas en la Comunitat Valenciana y cabían alrededor de 14.000 kilovatios. Desde la asociación, defendemos priorizar estas cubiertas antes que consumir territorio. Hay que dar incentivos a los propietarios para que puedan ceder ese espacio, es una manera muy interesante de disponer de unas superficies que ahora mismo no están habilitadas», aseguró. 

Juan Sacri en el encuentro "Ací Europa: Energías renovables". Fernando Bustamante

Con todo, Mira admitió la responsabilidad de las administraciones de acelerar «el cambio del modelo energético». «Es el futuro de nuestros hijos, es un coste de oportunidad y, además, es ahora cuando Europa está poniendo el dinero. Cualquier persona que se pueda plantear bloquear el impulso del modelo centrado en las energías renovables lo que tiene que hacer es apartarse», concluyó la secretaria autonómica.