La gasolina y el gasóleo volvieron a caer durante la última semana hasta marcar sus precios más bajos desde octubre y febrero, respectivamente, a la espera de que el Gobierno decida en los próximos días si prorroga el descuento de 20 céntimos por litro que se aplica desde abril a todos los consumidores.

Según los datos difundidos este jueves por el Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE), que recoge el precio medio registrado en más de 11.400 estaciones de servicio españolas entre el 29 de noviembre y el 5 de diciembre, el precio de ambos carburantes una vez aplicado el descuento se situó en 1,488 y 1,563 euros, respectivamente.

Con estos valores, el coste de la gasolina ha disminuido un 2,8 % en los últimos siete días, mientras que el gasóleo es un 3,6 % más barato que hace una semana.

Así, durante la última semana la gasolina, que encadena su tercera caída, marcó su precio más bajo desde la primera semana de octubre, mientras que el gasóleo mantiene la tendencia a la baja tras sumar su sexto descenso consecutivo y situarse en niveles no registrados desde febrero, antes de que comenzara la invasión rusa de Ucrania.

¿Fin de la bonificación?

La caída continuada de ambos carburantes se produce unas semanas antes de que dejé de estar en vigor la bonificación sobre el precio de estos, que se aplica desde abril y hasta que finalice el año para paliar los efectos de la guerra en Ucrania, y que el Ejecutivo estudia si prorrogar únicamente para determinados colectivos.

Si se comparan los precios actuales con los que marcaban ambos carburantes a principios de año, la gasolina es solamente un 0,6 % más cara que entonces, mientras que el precio del gasóleo es un 16 % superior.

Sin embargo, se sitúan muy por debajo de sus máximos históricos -un 23,3 % y un 17,7 %, respectivamente-, registrados el pasado mes de junio en plena escalada de precios provocada por el conflicto iniciado por Rusia.

Con los precios actuales, llenar un depósito medio de 55 litros con gasolina cuesta cerca de 82 euros, frente a los casi 86 euros que se pagan si se utiliza gasóleo, lo que supone pagar exactamente lo mismo que en la misma semana del año anterior si se emplea gasolina, pero 12 euros más si se elige gasóleo.