Hablamos con Pedro Palandrani, Director of Research de Global X ETFs, del Global X Lithium & Battery Tech, el cual invierte en compañías relacionadas al ciclo completo del litio, desde la extracción y refinación del metal hasta la producción de baterías.

¿La gestión pasiva es capaz de batir a la gestión activa? ¿Tiene sentido en mercados bajistas?

Depende. Ciertamente, en los últimos diez años, el porcentaje de fondos activos con desempeño inferior al benchmark ha sido mayor a aquellos que han tenido un mejor desempeño. Dicho esto, en las megatendencias y temáticas, estamos hablando en muchos casos de tecnologías emergentes en las cuales es muy difícil de identificar quiénes van a ser las compañías ganadoras o perdedoras. Esto se debe a que se encuentran en una etapa muy temprana de adopción. Por lo tanto, la gestión pasiva puede ayudar a invertir en el universo de compañías y permitir a los inversionistas a tener exposición a esos cambios estructurales.

Apostáis por el mercado del litio. ¿Por qué litio?

El litio, el metal más liviano del mundo, ha sido denominado «petróleo blanco» debido a su color y uso común en baterías de última generación que alimentan una variedad de dispositivos y vehículos eléctricos. La demanda del litio se espera que incremente significativamente en los próximos años debido a la adopción de vehículos eléctricos. Debido a esto, nosotros esperamos que las compañías mineras de litio se beneficien significativamente. 

¿Cómo se puede acceder a este mercado?

A diferencia de la mayoría de los productos básicos, el litio no cotiza en una bolsa de futuros. Por lo tanto, medir los cambios en los precios spot del litio o apostar por futuros cambios de precios debe hacerse por otros medios. Una forma de lograr esta exposición es invertir en empresas involucradas en varias partes del ciclo del litio, que incluye la extracción, la refinación y la producción de baterías de litio. El Global X Lithium & Battery Tech UCITS ETF (LITU) invierte en empresas involucradas en cada etapa del ciclo del litio y envuelve esta estrategia en un ETF que permite un acceso eficiente a empresas con alta exposición al litio. Selecciona compañías que generen o se espere que generen ingresos significativos en procesos asociados a las operaciones en litio como la minería y/o la producción de baterías de litio.