Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falta de mano de obra dispara los sueldos en la construcción a más de 4.000 euros

El 70 % de los albañiles valencianos tiene más de cincuenta años por la falta de relevo generacional tras la gran crisis de 2008

Edificios en construcción en València. JM Lopez

La falta de obreros especializados en la Comunitat Valenciana ha disparado el sueldo de algunos oficios hasta los 4.000 euros al mes, según la patronal de la construcción. El 70 % de los trabajadores de la construcción valencianos tiene entre 50 y 60 años y otro 20 % es de más de cuarenta años por la falta de relevo generacional tras la gran crisis de 2008 por el estallido de la burbuja inmobiliaria (muchos profesionales abandonaron el sector para siempre). Estos desajustes han provocado que los promotores estén apostando cada vez más por la construcción industrializada donde parte de la vivienda como los cuartos de baño se ejecutan en fábricas y después se llevan a la obra. Los costes de las materias primas y la mano de obra se han incrementado en el último año un 15 % con un aumento del 20 % de los materiales y del 6,6 % de la mano de obra por la escasez de trabajadores.

A pesar del parón de la obra pública debido a que los contratistas están dejando desiertos los concursos por el alza de los costes de la construcción, el empleo está resistiendo por el auge de las reformas de viviendas y de zaguanes de fincas, según explica Francisco Zamora (presidente de la Federación Valenciana de Empresarios de la Construcción -Fevec- y de la Confederación de Empresarios de la Construcción de la Comunitat Valenciana -Ceccova-). «Faltan trabajadores en las obras. La obra civil se ha parado porque son proyectos lanzados hace dos años cuyos costes de licitación se han quedado desfasados cuando han salido las licitaciones, pero las reformas han crecido con fuerza. Hay oficios que son complicados de cubrir porque no hay gente», apunta Zamora.

El presidente de la patronal (que también está al frente del Consejo Territorial de la Fundación Laboral de la Comunitat Valenciana) insiste en que sobre todo faltan obreros «todoterreno». «Son los albañiles de toda la vida que saben hacer de todo. Tienen conocimientos de encofrado, tabiquería o alicatado», asegura.

140.000 empleados

En la Comunitat Valenciana trabajan 140.000 personas en el sector. Un promotor valenciano añade que la falta de obreros está provocando el regreso de personas que se habían marchado al sector de la hostelería. «Muchos emigrantes que trabajan en las obras volvieron a sus países tras el estallido de la burbuja de hace 15 años y no han vuelto. La bajada de proyectos de vivienda de obra nueva por la falta de suelos que se está produciendo en València no va a provocar una destrucción de empleo en el sector porque falta de mano de obra», sentencia el promotor que tiene diez proyectos en marcha en la Comunitat Valenciana.

14 pagas

Francisco Zamora precisa que los trabajadores recién llegados cobran catorce pagas al año de 1.500 euros. «Es un sector que paga muy bien de inicio», confiesa. El presidente de la patronal añade que los obreros especializados en alicatado, enyesado o tabiquería con experiencia pueden llegar a cobrar entre 3.000 y 4.000 euros al mes.

El sector de las reformas compensa la pérdida de contratos en la obra civil por el coste de las materias primas

decoration

Faltan mujeres

La Fundación Laboral de la Comunitat Valenciana ofrece los cursos necesarios para poder empezar a trabajar en una obra. Zamora lamenta la escasa incorporación de la mujer al sector salvo en el caso de los perfiles técnicos como los aparejadores o arquitectos. «Las mujeres pueden perfectamente integrarse en las obras en trabajos como el alicatado o la pintura, pero el interés es muy bajo. Por ejemplo, en los cursos de colocación de pladur solo un 3 % de los matriculados es mujer y en el caso de la formación para el encofrado no tenemos a ninguna».

En este contexto de falta de mano de obras las grandes inmobiliarias están utilizando cada vez más la construcción industrializada. Aedas fue pionera en la colocación de fachadas y cuartos de baño fabricados en plantas industriales y desde el inicio tomó la medida como forma de mantener controlados los costes.

Compartir el artículo

stats