Ford rebaja a 55 años la edad de prejubilación del ERE en Almussafes

La multinacional propone una oferta similar a la de 2021 con indemnizaciones por despido de 45 días por año con un tope de tres años y medio

Salida de trabajadores de Ford Almussafes, la pasada semana.

Salida de trabajadores de Ford Almussafes, la pasada semana. / German Caballero

Juanma Vázquez

Juanma Vázquez

Ford intenta acercar posturas de cara a resolver el voluminoso expediente de regulación de empleo (ERE) que ha planteado para la factoría de Almussafes. Según han anunciado los sindicatos tras la reunión producida esta mañana con la compañía, la firma del óvalo ha lanzado una propuesta de acuerdo que replica el pacto alcanzado para el último proceso de salidas que se produjo en la fábrica, el de 2021.

En concreto, una de las principales modificaciones respecto a la propuesta lanzada inicialmente por Ford a inicios de este mismo mes es que la edad de prejubilación que se ha planteado se encuentra a partir de los 55 años y no de los 56 como había venido anunciado. Este hecho implicaría que alrededor de la mitad de los 1.144 despidos anunciados por la marca para la planta se podrían paliar vía prejubilaciones, lo que reduciría el número de bajas que se tendrían que efectuar entre los colectivos más jóvenes de la plantilla.

Condiciones de las salidas

Respecto a ellos, desde la compañía se ha anunciado su intención de ofrecer a los empleados con 54 años o menos en el momento de la baja una indemnización equivalente a 45 días por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades de salario bruto. Es decir, tres años y medio. Además, como gran novedad, ha destacado que "para todas las inscripciones anteriores al 30 de junio se establece una mejora de 20.000 euros brutos de indemnización adicional a la cantidad correspondiente".

Producción de vehículos en Ford Almussafes.

Producción de vehículos en Ford Almussafes. / Miguel Angel Montesinos

Este último punto va en la línea de resolver el expediente antes de verano como ha venido reclamando la compañía desde que diera a conocer un ERE que está justificando en buena parte en la desaparición del S-Max y Galaxy, dos de los cuatro modelos que tiene la planta, a partir de hoy y a la pérdida de carga de trabajo que esos dos coches supondrá para la planta valenciana en el futuro más cercano.

Insuficiente para UGT

Horas después de conocerse la noticia, el sindicato mayoritario (UGT) ha reconocido que la empresa "está intentando reeditar los acuerdos alcanzados anteriormente". En este sentido, pese a que la propuesta "en otro escenario sería una buena oferta", actualmente "no existe en la fábrica el volumen necesario de compañeros y compañeras mayores de 55 años que pudieran garantizar un porcentaje suficiente en la cantidad de voluntariedades para acogerse al plan" y eso "dejaría demasiado margen para cubrirse" con trabajadores jóvenes. Por eso, el sindicato ha insistido en abrir "el abanico a futuribles candidatos con 54 y 53 años" con el fin de evitar "un posible conflicto" y un "escenario incierto".

Con este escenario, UGT ha pedido "ampliar la propuesta de solución" si lo que se busca es "alcanzar un acuerdo antes de las vacaciones de Semana Santa" y, ante ello, será el próximo lunes a las 10 horas cuando se producirá una nueva reunión entre empresa y sindicatos para seguir avanzando en la negociación del expediente.