AUTOMÓVIL

La falta de suelo con salida ferroviaria y al mar lastran las opciones francesas para la fábrica de Tesla

El Gobierno galo reconoce los obstáculos frente al proyecto de gigafactoría de la firma estadounidense en Valencia, con conexión por tren desde Cheste y accesos a dos puertos

Elon Musk, director general de Tesla.

Elon Musk, director general de Tesla. / Levante-EMV

Ramón Ferrando

Ramón Ferrando

La falta de suelo con salida ferroviaria y marítima lastra las opciones francesas para captar la megainversión que prepara Tesla en Europa frente a Valencia, que selló hace un mes un acuerdo de intenciones con la multinacional estadounidense para la instalación de una planta de coches eléctricos y baterías en Cheste. El Gobierno galo reconoce los obstáculos de su país para ofrecer terrenos viables con conexión por tren o acceso al mar. Una de las principales bazas de las Generalitat en las negociaciones que ha mantenido en los últimos meses con la multinacional estadounidense ha sido la disponibilidad de un millón y medio de metros cuadrados de suelo industrial en Cheste con acceso rápido a los puertos de València y Sagunt y junto a la red ferroviaria.

Logo de la multinacional de producción de coches eléctricos Tesla.

Logo de la multinacional de producción de coches eléctricos Tesla. / Levante-EMV

El ministro de Economía galo, Bruno Le Maire, ha asegurado en los últimos días que tenía esperanzas en captar la inversión de la multinacional estadounidense que lidera Elon Musk. Preguntado sobre si esta inversión sería específicamente para baterías o coches eléctricos (que es la que tiene amarrada Valencia), el ministro respondió que "había varias opciones sobre la mesa". "Es él quien decidirá", añadió.

La posible inversión en Francia está más encaminada a la producción de baterías a gran escala

Baterías de gran almacenamiento

En este sentido, la posible inversión de Tesla en Francia estaría más encaminada al desarrollo de una gigafactoría de baterías de gran almacenamiento para uso industrial. Le Maire admitió que una de las dificultades que tiene Francia es poder "ofrecer terrenos viables con salida ferroviaria o marítima para transportar activos de infraestructura energética con suficiente potencia". Una de las líneas de negocio de Tesla es la producción de baterías de gran capacidad que denomina Megapack. La compañía ya dispone de una gigafactoría de producción de este tipo de baterías en Estados Unidos y acaba de anunciar la construcción de una segunda planta en Shanghái (China).

Desembarco de coches de Tesla.

Desembarco de coches de Tesla. / Levante-EMV

Lista de espera de dos años

El Megapack es una batería con una capacidad de almacenamiento de 3,9 megavatios, que puede abastecer de electricidad a unas 3.600 viviendas durante una hora. Estas baterías están pensadas para que las empresas puedan depender de energías renovables. El precio de una de estas baterías es de 1.879.840 dólares. A pesar del coste, muchas empresas se están haciendo con este tipo de baterías y hay una lista de espera de dos años.

En 2015 Tesla comenzó a producir baterías para viviendas.

En 2015 Tesla comenzó a producir baterías para viviendas. / Levante-EMV

El proyecto de Tesla en Valencia, como ha venido avanzando este periódico, está enfocado en la instalación de una gigafactoría de coches eléctricos y baterías para los vehículos como la que multinacional tiene en Berlín. La multinacional estadounidense necesita multiplicar su producción y ya estuvo a punto de elegir Valencia para su primera gigafactoría europea. Tesla negoció en 2017 instalarse en Parc Sagunt, pero al final se decantó por Berlín. El proyecto que planea sacar adelante ahora conlleva la inversión de más de 4.500 millones de euros.

Toyota

La llegada de Volkswagen a Valencia y el proyecto de Tesla en Cheste han despertado el interés de otros gigantes de la automoción. La compañía de automóviles Toyota está analizando los pasos de Volkswagen Tesla en Valencia por el ecosistema que se está generando a su alrededor de empresas de la industria auxiliar. La compañía planea fabricará baterías en Europa para el coche eléctrico a partir del año 2026 y no descarta hacerlo en España. 

En unas declaraciones en exclusiva al diario económico 'CincoDías', Matt Harrison, consejero delegado de Toyota Europa, aseguró: «Estamos viendo a dónde se mueve la cadena de suministro del automóvil. Da la sensación de que está inclinando más hacia Europa central, aunque parece que España claramente está hablando con Tesla y Volkswagen está construyendo una planta allí. Estamos observando cómo se configura el futuro de la cadena de suministro y si podemos seguir esa estela».

Suscríbete para seguir leyendo