AGRICULTURA

La detección de la plaga de la falsa polilla en Marruecos pone en alerta al sector citrícola valenciano

La Comisión Europea constata una primera interceptación de la plaga 'Thaumatotibia leucotreta' en un cargamento de granadas procedente del país alauita, que azota de lleno a la citricultura de Sudáfrica y también ha sido detectada en Túnez, Egipto e Israel

Cítrico afectado por falsa polilla, en una imagen de archivo.

Cítrico afectado por falsa polilla, en una imagen de archivo. / Levante-EMV

José Luis Zaragozá

José Luis Zaragozá

Marruecos enciende otra alarma en la citricultura española. La plaga de la falsa polilla ('Taumatotobia leucoreta' por su nombre técnico), una de las más devastadoras para diversos cultivos hortofrutícolas junto con el HLB o 'greening', acaba de ser detectada en una primera interceptación que han realizado técnicos de la Comisión Europa en un puerto del viejo continente -todavía no anunciado- en un cargamento de granadas procedente del país alauita. La falsa polilla azota de lleno a la citricultura de Sudáfrica y también ha sido detectada en Túnez, Egipto e Israel

La falsa polilla afecta de manera catastrófica a decenas de cultivos y especies arbóreas. Su entrada y propagación en la UE provocaría unas mermas medias del 26% de la producción citrícola, según las organizaciones agrarias. Asimismo, causa daños graves en otras producciones agrícolas como las frutas de hueso, manzana, pera, aguacate, viña, olivo, caqui, granado, pimiento, tomate o berenjena, así como a la rosa o el roble. Su elevada capacidad de expansión está quedando patente en el continente africano, donde la plaga ya está presente en muchos países como Kenia y Zambia (la UE ha detectado en el último mes la falsa polilla en rosas originarias de ambos destinos), así como Sudáfrica (Bruselas ha establecido el tratamiento en frío a las naranjas sudafricanas precisamente para frenar la llegada de la falsa polilla).

"Preocupación extrema"

A la vista de la situación,  la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) manifiesta su “preocupación extrema por el gravísimo riesgo fitosanitario” y exige a la Unión Europea que abra inmediatamente una investigación sobre el terreno con el objeto de comprobar el alcance real de la amenaza y, en su caso, tomar las medidas oportunas para evitar que esta plaga acabe llegando a Europa.

Insecto transmisor de la falsa polilla.

Insecto transmisor de la falsa polilla. / Levante-EMV

Por eso, el presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, alerta de que “hablamos de una plaga de cuarentena muy peligrosa que es capaz de expandirse rápidamente y a una amplia variedad de cultivos. Si se ha encontrado en una exportación marroquí de granadas, es casi seguro que ya esté en otros cultivos de Marruecos. Y teniendo en cuenta las muchas exportaciones hortofrutícolas que Marruecos envía a la UE, sobre todo a través de España, hay un riesgo altísimo de introducción y propagación de la plaga a todas las producciones que le son sensibles”.

La detección de la falsa polilla de los cítricos en mandarinas de Israel ha puesto en duda la eficacia del tratamiento de frío

A principios de este año, la detección de la falsa polilla de los cítricos en mandarinas de Israel también ha puesto en duda la eficacia del tratamiento en frío aprobado por la Unión Europea, únicamente a las naranjas importada de países con presencia de la plaga, han asegurado desde el Comité de Gestión de Cítricos (CGC), asociación que agrupa a las grandes empresas exportadoras de agrios de España.

En busca de tratamientos eficaces

Para las empresas españolas de cítricos, “la importancia de extender un tratamiento de frío eficaz y ‘real’ a todas las naranjas, mandarinas y los pomelos procedentes de países donde el patógeno esté presente se antoja crucial dados los volúmenes de importaciones de uno y otro país”: de enero a diciembre de 2022, Israel fue el tercer mayor proveedor tercero de mandarinas, con exportaciones que ascendieron a 59.875 t. y una cuota sobre el conjunto del 14,8%; en el mismo periodo y para este cítrico, Sudáfrica fue líder por delante de Marruecos, sumó 125.202 t y alcanzó una cuota del 30,9%. Sudáfrica también fue en 2022 el primer proveedor tercero destacado de naranjas, con 383.042 t, una cuota del 43,6% muy por encima del segundo, Egipto (219.928 t).

El CGC reitera que la denuncia presentada por Sudáfrica ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) contra la UE por la aplicación del tratamiento en frío a sus naranjas “no tiene recorrido alguno”. El país austral, a causa de esta misma plaga y sólo para esta campaña, está obligado a aplicar un tratamiento en frío más exigente en sus exportaciones de cítricos a veinte países, incluido EE UU, China, Japón, India o Corea del Sur.