Las patronales valenciana, murciana y andaluza reivindican la creación un organismo regulatorio técnico para el agua

El empresariado de la "Alianza Mediterránea" muestran su hartazgo ante la politización en la gestión hidrográfica

Unidad en la demanda del trasvase Tajo Segura, la aprobación de un Plan Hidrológico y en la inversión real

Esher Guilabert, Salvador Navarro, José Cano y José María Albarracín.

Esher Guilabert, Salvador Navarro, José Cano y José María Albarracín. / Jose Navarro

Ana Jover

La denominada Alianza del Mediterráneo que unió a las patronales de la Comunidad Valenciana, Región de Murcia y Andalucía ha puesto negro sobre blanco sus demandas ante las administraciones en materia hídrica. Dentro de la unidad exhibida por los tres representantes, Salvador Navarro, José María Albarracín y José Cano, quedaron claras las reivindicaciones del empresariado y que pasan, en primer lugar, por “menos ideología y más hechos” en la gestión de un recurso fundamental no sólo para la agricultura, sino para toda la sociedad. En este sentido, Navarro ha destacado que la semana pasada la CEOE ha incorporado esta petición a sus demandas nacionales.

La jornada sobre “Emergencia climática y sequía: viabilidad de las políticas públicas en la gestión del agua” ha servido para demandar la creación un organismo regulatorio nacional que aborde desde los datos y los estudios las demandas y necesidades de los territorios. Bajo la premisa de sacar el tema del agua de la política o al menos como “arma arrojadiza” como ha llegado a indicar Salvador Navarro, presidente de la CEV.

Los tres representantes patronales han coincidido en la necesidad de que el país cuente con un Plan Hidrológico Nacional que haga viable el principio de solidaridad. Con ello, los empresarios han puesto el acento en abordar la sequía con infraestructuras y con todas las soluciones que ya aplican estos tres territorios y que son innovadores.

En el centro de las acciones, han destacado el alto nivel de reutilización de aguas residuales, donde tanto la Región de Murcia como la provincia de Alicante y especialmente la Vega Baja son ejemplares con porcentajes que llegan al 100 %. También se han mostrado favorables al uso de la desalinización con energías renovables que pueden facilitar el agua a un precio razonable y competitivo.

Por último, la tercera demanda común se ha centrado en el hecho de que el trasvase del Tajo Segura es irrenunciable para las cuencas alicantinas y murcianas. De hecho, se han expuestos otros trasvases que tienen lugar en España y que no revisten problemática.

Los brazos caídos de Europa

La jornada que se desarrolla dentro de las acciones dentro de la “EU Green Week” y la abierto Josep Puxeu, vicepresidente de la sección de Agricultura, Desarrollo Rural y Medioambiente del Comité Económico y Social (CESCE). El representante europeo que ha intervenido por videoconferencia, ha denunciado la falta de inversiones y de un política común respecto al auga por parte de Europa. Puxeu ha lamentado la falta enfoque del Parlamento.

"Los empresarios debemos exigir soluciones e inversión. Hasta ahora se ha hecho poco", ha dicho con contundencia. "Acaba el mandato sin haber ido más allá de palabras.Para la próxima legislatura esperamos que el agua sea un elemento prioritario".En su i ntervención, el representantes de los agricultores y CEOE en Bruselas, declar´que "en este escenario de crisis nos sobra ideología y nos falta conocimiento",

Su frase ha servido para que diferentes ponentes a lo largo del encuentro, la hicieran siya con el fin de reclamar la ejecución de infraestructuras en el ámbito de la gestión del agua, pues debe verse como un problema de toda la socieddad. El cambio climático ha hecho que lo que era un problema del sureste europeo se ha convertido en una preocupación en otros países que tiene que capear también sequías y lluvias torrenciales.