FINANZAS

Las cajas rurales valencianas inician el año disparando un 70 % sus beneficios

Más de la mitad de las treinta entidades de la autonomía incrementan sus ganancias entre enero y marzo en alrededor de un 300 % en relación al año pasado

La sede de Caixa Popular en el Parc Tecnológic.

La sede de Caixa Popular en el Parc Tecnológic. / Levante-EMV

Juanma Vázquez

Juanma Vázquez

Las cajas rurales valencianas comenzaron 2024 elevando sus beneficios impulsadas aún por el alza de unos tipos de interés -que han encarecido las hipotecas y, con ello, la cuenta de resultado de las entidades financieras- y donde el impacto de su rebaja -anunciada ya la pasada semana por el Banco Central Europeo (BCE)- no comenzará a notarse hasta los próximos meses. En ese contexto, los últimos datos hechos públicos por la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (Unacc) destacan que la suma de las ganancias de las distintas entidades con sede social en la autonomía entre enero y marzo dispararon sus ganancias prácticamente en un 70 % con relación al mismo periodo de 2023. Esto, traducido en cifras, supone pasar de reflejar unos resultados conjuntos de 16,4 millones de euros a rozar los 28 millones.

Ese balance, además, resulta sustancialmente más alto si se suma al rédito que ha acumulado Cajamar, la mayor caja rural de España. Esta entidad, no en vano, tiene una parte sustancial de su negocio en la Comunitat debido a la implantación propia y por las distintas operaciones de absorción que realizó durante la pasada crisis financiera, momento en el que integró a entidades valencianas como Ruralcaja, Caja Campo o Caixa Castelló. Del mismo modo, a día de hoy en su grupo se incluyen dos decenas de rurales implantadas en la autonomía. Por ello, si se combinan los resultados valencianos y los de Cajamar, los beneficios de estas rurales se triplicaron en el primer trimestre con relación al mismo periodo del año pasado, pasando de los 30,7 millones de euros a los 89,5 millones.

Situación positiva

En concreto, el primer reflejo de la situación de las cajas valencianas en este 2024 muestra una situación marcadamente positiva, especialmente para 17 de las 30 entidades localizadas socialmente en la autonomía, cuya mejora de ganancias en comparación al inicio del pasado ejercicio se eleva alrededor o por encima de un 300 %. De todas ellas, la más destacada es la de Torrent, que gracias a un impulso del 328 % logró rozar hasta marzo los 900.000 euros de beneficios partiendo de los 209.000 del arranque de 2023. Pese a ello, hay que remarcar también el hecho de que todas estas entidades son de pequeño tamaño, no alcanzando el millón de euros de resultado positivo en ninguno de los casos y con casi la mitad de las mismas por debajo de los 200.000 euros de ganancias.

Sede de Cajamar.

Sede de Cajamar. / Levante-EMV

Sin embargo, a pesar de esta buena tónica en general, resulta significativo el caso de la caja rural de Albal, la única cuya evolución (+0,83 %) apenas se ha incrementado con relación al año pasado. Si entre enero y marzo de 2023 el beneficio ascendía a 192.837 euros, este año este dato se queda en los 194.441 euros.

Orihuela lidera

Más allá de las mismas, la tabla de beneficios en este comienzo de 2024 sigue estando liderada por la Central de Orihuela, cuyas ganancias en el primer trimestre se elevaron un 53 % hasta llegar a superar los nueve millones de euros. Gracias a esa mejora, la caja alicantina se coloca por delante de Caixa Popular, que tras crecer un 70 %, rozó los ocho millones de beneficios. Justo por detrás de ella se sitúa la mencionada Torrent, así como Almassora y l'Alcudia, que con 888.711 y 832.673 euros de ganancia, respectivamente, cierran los primeros puestos del 'ranking'.

Suscríbete para seguir leyendo