Las exportaciones valencianas dan un respiro en abril pese a la caída del automóvil

Las ventas de la autonomía en el exterior suben un 11 % en el cuarto mes en relación al dato de 2023 impulsadas por las frutas y hortalizas y los productos químicos

Contenedores en el puerto de València, en una imagen de archivo.

Contenedores en el puerto de València, en una imagen de archivo. / Miguel ángel Montesinos

Juanma Vázquez

Juanma Vázquez

Tras un primer trimestre del año en el que el comercio exterior de la Comunitat Valenciana se desplomó en relación al inicio de 2023, el mes de abril ha retornado a la senda positiva el contexto comercial de la autonomía, cuyas exportaciones se incrementaron un 11,1 % en relación al mismo mes del año pasado gracias a la mejora detectada en las frutas y hortalizas o los productos químicos y a pesar de la senda a la baja que continúa experimentando uno de los sectores clave del territorio valenciano, el del automóvil.

Ese es el contexto que han dibujado los datos ofrecidos por la Dirección Territorial de Comercio de la Comunitat Valenciana esta mañana, que sitúa el importe económico de las ventas autonómicas en el exterior en el cuarto mes del año en 3.293 millones de euros, frente a los 3.197 millones que se registraron en importaciones, dejando con ello un superávit en la balanza de 96 millones. Es un balance positivo, pero inferior al dato acumulado del primer cuatrimestre en su conjunto, que presenta una diferencia entre exportaciones (12.960 millones) e importaciones (11.674 millones) de 1.285 millones de euros.

Un barco repleto de contenedores en el puerto de València.

Un barco repleto de contenedores en el puerto de València. / Miguel ángel Montesinos

Pilares de la mejora

En esos datos positivos, dentro del mes de abril, destaca el buen momento reflejado en la partida de frutas, hortalizas y legumbres, que alcanza -tras mejorar un 22 %- los 535 millones de euros y que tiene en los cítricos -226 millones- su principal aporte. En esa buena línea resalta también la crecida en el valor de la exportación de los productos cerámicos, cuyas ventas suben un 11,7 % hasta los 336 millones tras haber sufrido durante los últimos meses. No pasa lo mismo, sin embargo, con los automóviles y las motos. No en vano, con Ford Almussafes -que vive una complicada situación con un ERE en negociación estos días- como principal exponente, sus ventas en el exterior se desplomaron un 12,7 % en abril y se quedaron en los 279 millones de euros.

Por otro lado, en lo que a áreas geográficas se refiere, resulta relevante la recuperación de casi el 15 % que han vivido las exportaciones con el resto de socios de la Unión Europea, con mercados importantes como Francia, Italia o Portugal creciendo a doble dígito.

Suscríbete para seguir leyendo