La ITV valenciana recibirá los refuerzos para aliviar el colapso la próxima semana

Industria ha abierto bolsas temporales para aumentar la plantilla de las estaciones valencianas en 250 trabajadores, un proceso que ha recibido más de 600 solicitudes en diez días

Inspección de vehículos en la ITV de Vara de Quart.

Inspección de vehículos en la ITV de Vara de Quart. / Miguel ángel Montesinos

Juanma Vázquez

Juanma Vázquez

La ITV en la Comunitat Valenciana ha vivido en los últimos meses una situación de colapso que ha impedido a muchos usuarios no solo poder pasar la inspección en una de las estaciones de la autonomía sino, directamente, no poder encontrar una fecha disponible a través de la web de la socidad pública encargada del servicio, la de Sitval. Un problema, derivado de la falta de personal para poder atender a toda la demanda, frente al cual la conselleria de Industria que dirige Nuria Montes decidió adoptar este pasado mayo una serie de medidas, entre ellas la de reforzar con 250 trabajadores temporales este servicio. Una petición, reclamada con urgencia para comenzar a paliar la complicada situación, que se debe convertir en realidad la próxima semana.

Así lo explicaron ayer a este diario fuentes de Industria, que destacaron que está previsto que estos refuerzos lleguen ya a los distintos centros de la Comunitat a partir del lunes. En este sentido, una vez estén incorporados, sus contratos tendrán vigencia hasta el 31 de diciembre de 2025 -aunque con opción de prorrogarse- y pasarán a cobrar 30.000 euros brutos anuales. 

Avalancha de solicitudes

En este contexto, según pudo saber ayer este diario por fuentes conocedoras de la situación, esta bolsa temporal de empleo -cuyo plazo de solicitud comenzó el 5 de junio y se cerró el pasado sábado- ha tenido una avalancha de solicitudes en los díez días en los que este proceso ha estado abierto, con más de 600 aspirantes. De estos saldrán los necesarios refuerzos en la inspección, que deberán haber cumplido una serie de condiciones establecidas por la Administración, entre ellas contar con la titulación del nivel académico mínima exigida para el puesto o ser mayor de edad.

Un coche pasa la ITV en Castelló, este mayo.

Un coche pasa la ITV en Castelló, este mayo. / Toni Losas

De momento, lo que es claro es que el apoyo de estos trabajadores será clave en un servicio que, debido a las distintas bajas laborales y prejubilaciones sin cubrir que se han venido dando desde que se produjera el retorno de la inspección a manos públicas a inicios de 2023, cuenta a día de hoy con al menos 200 vacantes de inspector. Además, a este factor se suma la llegada de un verano en el que se registra el mayor pico de actividad de este servicio y, en paralelo, en el que se produce también el periodo vacacional de la plantilla, ausencias que los nuevos trabajadores deben suplir.

Complicada situación

No en vano, la odisea que se ha vivido en la inspección en los últimos meses ha hecho que muchos ciudadanos opten por irse a otras autonomías limítrofes a la valenciana a pasar la ITV y que muchos otros hayan tenido que circular, incluso, sin este requisito en regla ante la imposibilidad de encontrar un hueco disponible. Para ello, Industria ha puesto ya en marcha líneas de atención sin cita previa. Sin embargo, como explican a este diario fuentes sindicales, la falta aún de ese personal extra está provocando que también haya "colapso" en las mismas.

Suscríbete para seguir leyendo