Foro Mediterráneo

El arco mediterráneo asume el reto de ser el motor de cambio de España

El foro sobre el eje formado por Cataluña, C. Valenciana, Baleares, Murcia y Andalucía subraya su pujanza económica y reivindica mejor financiación y solidaridad

El arco mediterráneo asume el reto de ser el motor de cambio de España

PI STUDIO

Ramón Ferrando

La primera jornada del Foro Económico y Social del Mediterráneo, evento organizado por Prensa Ibérica con el apoyo de la Fundación "la Caixa", ha puesto en valor la pujanza económica de las cinco comunidades autónomas que conforman el arco litoral del este y sur de España y la urgencia de una mejora de la financiación que termine de impulsar a los grandes municipios como motores del cambio tecnológico que vive España y que esté basada en la "solidaridad". El foro es el punto y seguido de un trabajo de seis meses en el que, coordinados por las cabeceras de Prensa Ibérica, se han analizado y propuesto soluciones a los retos que tienen Cataluña, Baleares, la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia.

El Palau de Congresos de Valencia es el escenario de esta cita que acoge hoy y mañana a más de mil participantes entre empresarios, académicos y conferenciantes de nivel nacional e internacional. A última hora, ha tenido que cancelar su presencia en el acto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por el fallecimiento se su suegro, y en su lugar ha intervenido la ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Elma Saiz. La inauguración ha corrido a cargo del presidente de la Generalitat, Carlos Mazón, y la alcaldesa de Valencia, María José Catalá, que han estado acompañados por el presidente de Prensa Ibérica, Javier Moll, y el director de Relaciones Institucionales de la Fundación "la Caixa", Sergi Loughney.

Javier Moll ha explicado en la apertura de la primera jornada que el objetivo del foro es "conocer la realidad, poner nombre a los problemas, definir el potencial y aportar razones que nos muevan a actuar a través de un debate convertido en una ventana abierta y plural desde la que asomarse a una reflexión sosegada, rigurosa y constructiva sobre las aspiraciones" de Cataluña, la Comunidad Valenciana, la Región de Murcia, Andalucía y Baleares. Sergi Loughney ha coincidido con el presidente de Prensa Iberica en la importancia de un análisis con soluciones eficaces para impulsar el potencial de las cinco autonomías mediterráneas. "Esto no va de surfear el Mediterráneo, va de sumergirse, de sentirlo", ha setenciado.

Y toda esta visión de mejora del país, desde el arco mediterráneo desde la cooperación y la "solidaridad". Carlos Mazón ha recordado que "ningún territorio ha crecido en una sola dirección. No ha funcionado privilegiar a un territorio sobre otro". En esta línea, el presidente de la Generalitat Valenciana ha insistido en que "el futuro, o es para todos, o no será futuro". En esta línea, el alcalde de Málaga, Antonio de la Torre, ha reividicado la importancia de mejorar la financiación de las grandes ciudades que son tractoras del cambio tecnológico y la atracción de empleo de alta cualificación.

Carlos Mazón ha recordado que "ningún territorio ha crecido en una sola dirección. No ha funcionado privilegiar a un territorio sobre otro"

La punta de lanza de la nueva economía digital

Durante el foro se han ido desgranando las claves del análisis de cuatro grupos de trabajo sobre las ciudades mediterráneas del futuro como punta de lanza de la nueva economía digital; los retos inmobiliarios en un mercado con los alquileres disparados en el que hace falta vivienda protegida; la importancia del corredor mediterráneo como vertebrador económico; y la necesidad de la energía verde en un contexto de industria electrointensiva que requiere eletricidad barata para ser competitiva. En el caso del corredor mediterráneo, la ministra Elma Saiz ha advertido: "Es mucho más que una infraestructura, es el eje vertebrador de un territorio y es también el factor determinante para la transición ecológica. Ha sido prioridad absoluta para el Gobierno". La ministra ha anunciado que 900 kilómetros estarán en servicio al final de la legislatura.

En el foro ha intervenido también el historiador financiero, estratega de inversiones y periodista Robert Kaplan. El prestigioso divulgador estadounidense ha alertado de los retos que supone la inmigración tras subrayar que "el Mediterráneo no termina en la costa del sur de Europa, sino que finaliza en el desierto del Sáhara".

El Foro Económico y Social ha puesto en valorla importancia de las ciudades del arco mediterráneoen el cambio hacia el modelo de economía digital que vive España. El eje formado por Málaga, València y Barcelona está atrayendo a nómadas digitales y a empresas tecnológicas que buscan captar talento.

El urbanista y arquitecto Salvador Moreno ha destacado que las ciudades del arco mediterráneo protagonizan la "nueva economía del conocimiento" tras la apuesta que hicieron hace unos años por atraer el talento tecnológico. La generación de polos emprendedores ha provocado que estas ciudades estén creciendo con fuerza por las oportunidades laborales que ofrecen y genera retos como la gentrificación que expulsa a parte de la población autóctona por la presión de nómadas digitales e ingenieros cualificados con alto poder adquisitivo. "Las ciudades tendrán que hacer frente a la erradicación de la población autóctona", ha advertido Moreno.

Un punto común en todas las ciudades mediterráneas españolas es la calidad de vida. "La gente nos busca por la calidad de vida y por nuestra vocación de vanguardia", ha destacado Noelia Arroyo, alcaldesa de Cartagena. Eso sí, esa atracción de talento transformadora de la economía es una competición global. "Hoy las ciudades del mundo compiten por atraer talento. Y las inversiones de alto valor añadido van a estas ciudades capaces de atraer talento añadido. Para ello es necesario crear ecosistemas innovadores. En el mundo hay dos tipos de ciudades, las que atraen talento y las que entran en decadencia", ha sentenciado el arquitecto y urbanista Miquel Barceló, que está detrás del distrito innovador de Barcelona y que defiende la creación de otro distrito de este tipo en el polígono Vara de Quart de València.

Los expertos también han defendido la creación de una marca común para estas ciudades tecnológicas. "En el área mediterránea tenemos casos de éxito, pero falta una visión integrada", ha subrayado Barceló.